Aarón Ñíguez se apunta al enganche

Aarón Ñíguez intenta sortear la oposición de Christian Fernández en el entrenamiento de ayer, en El Requexón.
Aarón Ñíguez intenta sortear la oposición de Christian Fernández en el entrenamiento de ayer, en El Requexón. / ELOY ALONSO

La lesión de larga duración de Diego Fabbrini hace que el técnico busque alternativas, a la espera de algún fichaje más Anquela probó al extremo ilicitano el pasado jueves ante el Deportivo por detrás del nueve

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

Los equipos de Juan Antonio Anquela siempre suelen jugar con dos delanteros, aunque las características de los jugadores de los que dispone puede provocar que alterne un planteamiento ofensivo combinando un delantero y un mediapunta. Un ejemplo de ello es lo que el jienense aplicó en el Huesca, con muy buen resultado, con Samu Sáiz como enlace.

La lesión de gravedad de Diego Fabbrini hace que el técnico pierda al jugador más expecífico que tenía para esa posición, por lo que hay que improvisar y una de las soluciones que puso en práctica el entrenador el jueves, ante el Deportivo, fue situar a Aarón Ñíguez, como mediapunta.

Ante los coruñeses, Anquela salió con dos delanteros natos, como Linares y Toché, con el primero en una posición unos metros más retrasado, dejando a Toché como referencia. Sin embargo, luego probó a Aarón Ñiguez en esa posición.

En la actual plantilla oviedista, las otras alternativas para esa posición de mediapunta, descartado para un mínimo de seis meses Fabbrini, son el jugador del filial Asier, que ha jugado bastantes minutos en esa posición y rindió a buen nivel, y Saúl Berjón que, en otros equipos, ocupó esa ubicación en el terreno de juego, pero Anquela aún no ha probado al ovetense en ese puesto.

Los responsables de la parcela deportiva del club están a la búsqueda de más incorporaciones y las prioridades son la zona de vanguardia del equipo: un delantero, de perfil diferente a Toché y Linares, y un jugador para la mediapunta, que, si es posible, también se pueda adaptar a la banda.

Mientras tanto, el extremo ilicitano Aarón Ñíguez está dispuesto a jugar en esa posición, o en la que sea. Así de claro lo dejó ayer al afirmar: «Me siento cómodo en cualquier posición de ataque, donde decida el míster estaré para intentar dar lo máximo».

El futbolista llegado del Tenerife insite en su disponibilidad a jugar en cualquier posición. «Estoy abierto a todo», aunque reconoce que «los últimos años he jugado mas en banda, aunque también el año pasado estuve por dentro». La conclusión de Aarón es clara: «Lo que quiere un jugador es jugar y yo lo haré lo mejor posible donde me ponga el entrenador».

El extremo repasó ayer como va la pretemporada, en la que las piernas ya van pesando, pero que considera que es el momento de hacer esos esfuerzos. Lo que si ya tienen muy claro todos los jugadores de la plantilla es lo que quiere Anquela: «Quiere un equipo comprometido, serio, intenso y a partir de ahí crecer con el balón». Aunque la idea está clara todavía quedan un par de semanas para que comience el campeonato y faltan cosas por mejorar. «Se van viendo pinceladas de lo que quiere el míster, lo mas importante ahora es coger el ritmo de partidos, asimilar la carga de minutos y trabajo para estar frescos a principio de Liga», dijo el extremo.

El jueves el equipo se estrenó en el Carlos Tartiere y el ilicitano reconoció que las sensaciones fueron «muy buenas, gran ambiente para ser un partido de pretemporada, da gusto jugar con nuestra gente». Sobre el encuentro de esta tarde, señaló que «es otro equipo que nos va a exigir, tenemos que seguir trabajando en la misma línea, intentar coger los conceptos cuanto antes».

Más

Fotos

Vídeos