La actividad oviedista continúa en los despachos y se reanuda en El Requexón

Pucko es uno de los jugadores descartados por Anquela. / E. ALONSO
Pucko es uno de los jugadores descartados por Anquela. / E. ALONSO

Juan Antonio Anquela dirigirá en la tarde del lunes la primera sesión de 2018 en una semana que los azules concluirán con su visita al líder

I. Á. OVIEDO.

Con el propósito de extender al 2018 las alegrías que depararon a su afición las últimas semanas de 2017, el Real Oviedo mantiene su actividad en los despachos y la reanuda sobre el césped el lunes. A las 19 horas está fijado el final de los ocho días de vacaciones navideñas que Juan Antonio Anquela ha concedido a la plantilla azul.

El entrenador jienense dirigirá en El Requexón la sesión que inaugura el año en El Requexón, la primera de las seis programadas para esta semana, que concluirá con la visita al feudo del líder de la categoría. Un encuentro en el que no estará Owusu, que dejará la entidad carbayona y salvo giro en la operación pondrá rumbo al Cartagena de nuevo a préstamo por el Leganés. El joven ghanés abrirá un proceso de salidas en el que los azules esperan encontrar un nuevo acomodo también a lo largo del mes de enero a Pucko, Valentini y Varela. El extremo esloveno cuenta con varias propuestas de equipos de Segunda B que aspiran a dar el salto a la categoría de plata del fútbol español y al igual que los dos zagueros no entra en los planes de Anquela, que ha expresado en varias ocasiones que no quiere contar con una plantilla larga.

Por ese deseo del técnico, el club sondea el mercado sin apretar el acelerador en el capítulo de refuerzos. Los carbayones están interesados en Álvaro Lemos, que busca el protagonismo que no ha tenido en la primera mitad de temporada en las filas del club francés. Las virtudes del jugador del Celta, por el que también puja el Lugo, se potencian con el dibujo táctico que se ha consolidado en las últimas jornadas el conjunto carbayón, ahora escaso de efectivos en su delantera. Koné, sin minutos en el Leganés, no entra en los planes de Asier Garitano y la entidad azul está pendiente de su situación como una de las opciones para reforzar su vanguardia, pero el gran obstáculo es que no está dispuesto a asumir la totalidad de la ficha del jugador. La secretaría técnica está atento al baile de piezas que se produce el mes de enero con la calma que le otorga su buen momento clasificatorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos