La afición empuja en el Tartiere

Las gradas del Tartiere ofrecieron una gran imagen, con 18.608 espectadores. / ALÉX PIÑA
Las gradas del Tartiere ofrecieron una gran imagen, con 18.608 espectadores. / ALÉX PIÑA

El estadio registró la mejor entrada de la temporada con 18.608 espectadores | La grada fue una fiesta durante todo el encuentro. Arturo Elías se sumó a la celebración: «Les deseo un 2018 en el que sigan los éxitos y se cumpla la gran meta»

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Desde aquel 'Hola, soy Dely, feliz Navidad'» con el que el panameño Dely Valdés celebraba el gol que le daba el triunfo a los ovetenses sobre el Real Madrid, el 20 de diciembre de 1998, la afición no se iba de vacaciones de Navidad con tanta alegría.

La jornada de ayer fue una fiesta del fútbol, con 18.608 aficionados en el Carlos Tartiere, la mejor entrada de la temporada. Además, los 1.800 seguidores de la Cultural se sumaron a la fiesta, con el único borrón de un incidente a mediodía en la calle de Gascona. La intervención de las fuerzas del orden impidió que la pequeña trifulca entre aficionados fuera a más.

Las taquillas del Carlos Tartiere registraron colas de aficionados leoneses para sacar entradas desde dos horas antes hasta el inicio del encuentro. El apoyo sin cesar desde el fondo Norte ha sido la tónica habitual esta temporada, pero, ayer, más que nunca, contagió al resto del estadio e hizo que el equipo superara los momentos delicados del partido, que los hubo.

La ventaja en el marcador fue apagando el inicio animoso de la afición visitante y, en la segunda mitad, apenas se les escuchó, tapados por los ánimos de los locales.

Al final del partido ya se está convirtiendo en una costumbre la celebración vikinga, dirigida por el internacional islandés Diegui Johannesson.

Al término del encuentro, Arturo Elías, responsable de la inversión del Grupo Carso en el conjunto azul, se sumó a la celebración con un tuit, en el que decía: «A todos mis amigos y socios del Real Oviedo les deseo una feliz Navidad y un 2018 lleno de salud, paz y amor, en el que sigan los éxitos y se cumpla la gran meta. Fuerte abrazo a todos». Las palabras iban acompañadas de un Papa Noel vestido de azul y el escudo del club.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos