Real Oviedo

Real Oviedo | La afición oviedista ya palpita con el derbi

Desde horas antes de la apertura de El Desván, punto de reparto para las entradas del derbi, se formaron largas colas de aficionados./PABLO LORENZANA
Desde horas antes de la apertura de El Desván, punto de reparto para las entradas del derbi, se formaron largas colas de aficionados. / PABLO LORENZANA

Los seguidores azules agotaron la primera gran remesa de entradas en menos de tres horas

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

La afición oviedista ya palpita el derbi. La cuenta atrás para el duelo se acentúa y los seguidores del conjunto carbayón se preparan para la cita en El Molinón el 9 de septiembre.

Una fecha subrayada en el calendario deportivo asturiano, ya que en ella se pondrá fin a más de catorce años de ausencia del duelo de máxima rivalidad regional. El lejano 18 de mayo de 2003 se disputó el último enfrentamiento entre azules y rojiblancos, saldado con triunfo carbayón gracias a los goles de Geni y Oli que convirtieron en estéril el anotado por David Villa desde los once metros. Una victoria que espera repetir la afición oviedista, que aguarda ansiosa el partido de la próxima semana en Gijón como demostró ayer.

Más noticias

El Pub El Desván era el lugar elegido para iniciar la venta de entradas para socios no peñistas del Real Oviedo a las cinco de la tarde y desde varias horas antes los seguidores del conjunto carbayón se apostaron en torno al establecimiento de la Calle del Rosal. El resultado se reflejó en una larga cola que ilustraba la expectación de cara al duelo ante el cuadro gijonés, que envió 1.200 localidades al club carbayón para que los aficionados oviedistas acudan a las gradas de El Molinón.

El grueso de ellas, distribuidas por la Aparo con la premisa de que solo se pudiesen retirar dos por persona, se agotaron ayer en la enésima muestra de fidelidad de la hinchada carbayona, que tratará de llevar en volandas a su equipo desde las entrañas del feudo de su eterno rival. La afición no falló a la llamada y en menos de tres horas agotó el casi millar de localides puestas a la venta en el Pub El Desván, junto al viaje a Gijón organizado para el sábado de la próxima semana en una combinación que sufraga el desplazamiento, la entrada y una camiseta conmemorativa del partido tras desembolsar 32 euros.

De acuerdo a lo anunciado ayer en ese punto de confluencia del oviedismo, la prenda creada para dar colorido durante el partido, con el lema «Oviedo Capital» acompañado de la inscripción en la que se puede leer «invasión aldea temporada 17-18» no será entregada a los aficionados hasta que finalice el partido que albergará El Molinón.

Será justo a la hora de poner rumbo a ese escenario competitivo cuando se repartan las entradas a los seguidores azules que viajen a Gijón, que serán como mínimo más de nueve centenares tras la masiva afluencia de ayer a El Desván para hacerse con los tickets que convalidarán por entradas el 9 de septiembre. Esa cifra de seguidores, salvo mayúscula sorpresa, superará el millar, una vez que salgan a la venta la pequeña remesa de localidades que pondrá a la venta el club azul próximamente.

La entidad carbayona informó en la tarde de ayer que pondrá a la venta 235 unidades para sus abonados en el momento en que las reciba. El lugar elegido para que los aficionados se hagan con ellas, tras desembolsar veinticinco euros, es la tienda oficial del Real Oviedo en el centro comercial Modoo. Será la última oportunidad de poder presenciar desde dentro un duelo que el oviedismo ya espera con impaciencia.

Síguenos en:

Fotos

Vídeos