Aira se podría jugar su futuro en el banquillo manchego esta tarde

El técnico gallego recupera a Bela, pero seguirá con las bajas de Aridane, Josan, Pelayo y Susaeta

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El partido de esta tarde es una final para el conjunto manchego, ya que la continuidad de su técnico, José Manuel Aira, podría depender del resultado del encuentro ante los de Anquela. Los manchegos cierran la clasificación y sobre su entrenador han comenzado a surgir rumores de cese.

El técnico, que en su día estuvo cerca del banquillo del conjunto azul al ser la alternativa del entonces director deportivo, Carmelo del Pozo, antes de la llegada de Sergio Egea, está siendo cuestionado por el mal arranque de los suyos, que no conocen la victoria.

Los del Carlos Belmonte comenzaron el campeonato con un empate ante el Granada, uno de los favoritos de la categoría, cuentan el resto de los partidos disputados hasta ahora por derrotas.

En las filas del conjunto manchego hay tres jugadores con pasado oviedista, dos muy recientes, Susaeta y Jon Erice, que rescindieron esta temporada su contrato con el conjunto azul para irse al Albacete, y Pelayo Novo, formado en El Requexón, que tras su paso por el Elche y una una corta aventura en Rumanía recaló en el Carlos Belmonte. De ellos solo Jon Erice estará mañana en el terreno de juego, ya que Pelayo está lesionado y Susaeta no puede jugar por una cláusula que firmó para rescindir en el conjunto ovetense. Tampoco el eibarrés podrá jugar ante los azules en la próxima temporada por esa cláusula.

El equipo de Aira, recién ascendido, tiene su principal problema en lo que va de temporada con el gol. Hasta ahora solo ha marcado un tanto, que hizo el ucraniano Zozulya ante el Nástic. El delantero llegó en el último día del mercado al conjunto manchego, tras su frustrado paso la pasada temporada por el Rayo Vallecano, cedido por el Betis. El delantero debutó en la cuarta jornada de Liga y en la pasada tuvo la primera oportunidad de ser titular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos