Anquela aumenta la intensidad con las sesiones dobles de entrenamientos

Steven, a la izquierda, disputa el balón ante un compañero del conjunto filial. / SEMEYAPRESS
Steven, a la izquierda, disputa el balón ante un compañero del conjunto filial. / SEMEYAPRESS

Está previsto que en el ensayo vespertino de hoy se dispute un partidillo entre los componentes de la plantilla azul

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El ritmo de trabajo en las instalaciones de El Requexón aumenta con el paso de los días y los jugadores tuvieron ayer, en la cuarta jornada de trabajo, dos sesiones muy exigentes en las que el técnico, Juan Antonio Anquela, alternó el trabajo físico con balón y ejercicios de táctica, que son habituales en cada entrenamiento del equipo azul.

La sesión matinal, en la que ya trabajó el último fichaje, Javi Muñoz, comenzó con carga física, para dar paso al balón, volver a trabajar el aspecto físico y, finalmente, realizar el trabajo táctico con los jugadores divididos en dos grupos. En esta sesión se retiró antes que el resto el defensa Carlos Martínez, por precaución. Las únicas ausencias siguen siendo los jugadores del filial Viti y Jimmy, que trabajan en el gimnasio.

La sesión vespertina duró más de una hora, por lo que el Real Oviedo superó ayer las tres horas de trabajo en El Requexón. En ella, el cuerpo técnico volvió a dividir a la plantilla en dos grupos y alternaron el trabajo en el gimnasio con diversos ejercicios sobre el terreno de juego. El técnico azul, fiel a su comportamiento habitual, mantuvo la intensidad en los ejercicios y los primeros síntomas de cansancio empezaron a aparecer en los futbolistas.

El equipo volverá a ejercitarse hoy, por quinto día consecutivo, en dos sesiones. La primera será a las 10 horas, mientras que la segunda está programada para las 18.30 horas. En ella, el equipo disputará un partidillo de entrenamiento, en el que participarán los jugadores del filial que hacen la pretemporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos