Anquela, cerca de sellar su continuidad

Anquela, cerca de sellar su continuidad
Juan Antonio Anquela señala con el dedo durante el entrenamiento de ayer. / SEMEYA PRESS

El técnico y el club esperan cerrar en breve el acuerdo para que siga al frente del Real Oviedo

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

Las escasas dudas que había sobre la continuidad de Anquela en el banquillo del Real Oviedo se van disipando. El técnico confirmó ayer que le gustaría seguir al frente del equipo la próxima temporada, ya que se encuentra muy cómodo en el club y quiere acabar el trabajo para el que fue contratado.

La intención de la entidad también es la continuidad del técnico para dar estabilidad al proyecto deportivo y se espera que se alcance un acuerdo en breve que se anunciará al término de la Liga. Salvó sorpresa de última hora, el jienense iniciará la segunda temporada al frente del conjunto ovetense.

La rueda de prensa de ayer del técnico fue de las más largas de la temporada y en ella hizo un análisis de la temporada. Habló también de la situación del club y la forma de trabajar que se está llevando.

«Estoy muy orgulloso de trabajar con esta gente y ojalá pudiera trabajar más tiempo porque quiero estar en el Real Oviedo» dijo el técnico ayer en su rueda de prensa semanal, previa al encuentro ante el Huesca, en el que el equipo depende de una compleja concatenación de resultados para entrar en el 'play off'.

Más Real Oviedo

Lo que no quiso hacer el técnico es dar por hecho, a día de hoy, que va a seguir en el club. Respecto a ello comentó que «tengo que ganármelo, yo no he hablado con ningún otro club que no sea el Real Oviedo». Tal y como ha venido haciendo a lo largo de todo el año, el entrenador recordó que «yo siempre os dije que quería estar hasta el ultimo día y si luego la gente no está contento contigo a tu casa 'Juanito'». En este sentido, dijo que si eso ocurriera «Juanito' coge las maletas se monta en el coche y tira para arriba al peaje y luego para abajo hasta mi casa».

Anquela explicó que él trabaja «honradamente» todos los días, «me dejo el alma por este equipo y trabajo para el fútbol 24 horas». También apuntó que no se trata de «dorar la píldora a nadie», pero que «este equipo me ha llegado adentro» y señaló que es un club que tiene lo principal: «Una ciudad detrás de él a muerte». Del mismo modo, indicó que cuando va por la calle «señoras de 80 años que vienen y te dicen míster que vamos a subir y yo señoras, que vamos a subir. O madres que me dicen que su niño llora cuando pierde el Oviedo, se me cae el alma» y apunta que esa es «la grandeza de este club».

El entrenador dijo que no ha hablado con ningún otro equipo, pese a que le han salido cosas, y reiteró que «quiero estar aquí y terminar mi trabajo». El técnico finaliza su contrato el próximo 30 de junio y cree que eso es lo mejor para los clubes: «Si yo pudiera a todos los futbolistas de mi equipo los firmaría año a año, ni dos ni tres, un año como a mí y las notas a final de año. Y ahí ya, si no nos gustamos, cada uno a su casa».

Una de las cosas que le gusta al técnico es la seriedad con la que considera que se está obrando en la entidad: «La realidad es que hay gente que está trabajando aquí de maravilla, poniendo al equipo en el mundo, pero hay que tener una base sólida». Esa base pasa, en opinión del entrenador, porque «no puedes ahora gastar y no pagar la deuda, creo que lo están haciendo de categoría».

En resumen, el entrenador afirmó que está «orgullosísimo de estar en el Real Oviedo, estoy donde he querido. Yo quiero estar en este equipo, yo no he sentido un apoyo como este en ningún sitio, de todos».

Otro de los aspectos que el técnico quiso destacar ayer y en la que se extendió fue en la gestión de la entidad y las dificultades que tiene gestionar esta entidad. «De la mentira no se puede vivir, hay que ponerse al día y ver la realidad. Y del pasado tampoco se vive en el futbol», dijo el entrenador, que recordó como estaba el club cuando llegó el Grupo Carso: «Los señores que lo cogieron lo cogieron en la más absoluta ruina, lo han reflotado y hacen las cosas con unos cimientos sólidos y unas bases muy fuertes».

Además, el técnico destacó la importancia que tiene dejar a la entidad sin deudas y también que «futbolistas que en un equipo cobran tanto, nosotros tenemos que darle cuatro veces más porque es el Oviedo». Eso es algo que les ha perjudicado a la hora de confeccionar la plantilla y que el técnico achaca a «esos aires de grandeza que hay en torno al equipo, que la ha tenido, pero hay que ceñirse a la realidad».

En ese contexto el entrenador dijo que los futbolistas que tiene han dado todo lo que han podido y que se ha firmado «lo que ha podido firmar». El entrenador insistió que cuando habla de jugadores con Joaquín del Olmo y Ángel Martín ven como los jugadores les piden cuatro veces más de lo que ganaban en otro equipo, «por llamarse Oviedo». Ante esto, lo que pide el entrenador es que no se desvirtue la realidad y que se sepa que «hacemos lo que podemos y más».

El técnico recordó que tienen «una masa social y un potencial tremendo en todo», pero que también hay que «ver el pasado más reciente, que el anterior es más bonito, pero ya sabemos de dónde venimos ahora». Por eso, el jienense reconoció que estaba desilusionado con la situación deportiva: «Claro que sí, pensaba que íbamos a estar más arriba pero a base de pico y pala».

Finalmente, el entrenador dijo que el equipo «está cogido con pinzas, porque llegamos a principio de temporada y todos se iban a tal lado porque le daban tanto» y que «la gente piensa que el Oviedo no firma a ese porque no quiere, no es porque tiene un presupuesto que hay que cubrir y lo prioritario es construir esas bases solidas».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos