Real Oviedo

Anquela: «Me espero un muy buen rival, pero nosotros también lo somos»

Anquela: «Me espero un muy buen rival, pero nosotros también lo somos»

«Estamos jugando con un sentimiento, aunque lo único que nos piden es que nos dejemos el alma y mis chavales están a ese nivel», señala el técnico azul

IVÁN ÁLVAREZ

Juan Antonio Anquela prepara su segundo derbi como entrenador del Real Oviedo con el propósito de no elevar la trascendencia del duelo contra el Sporting. Alecciona a sus jugadores con la premisa de que están en juego "tres puntos, los mismos que dan en otros campos", aunque sin obviar que "las ganas y la ilusión nos tienen que dar un plus".

"Vamos a ver si somos capaces de competir y usar la cabeza como requiere un partido como el del domingo", ha expuesto este mediodía el técnico azul, que ha deslizado su intención de no introducir muchas modificaciones y "seguir con lo que hasta ahora nos viene funcionando". En ese plan de continuidad planea la duda de un regreso a la alineación de Toché, al que Anquela ha vuelto a referirse con cautela. "Creo que no está para 90 minutos y tendremos que seguir esperando, lo decidiremos mañana", ha expuesto el jienense respecto a un duelo que "se va a decidir en pequeños detalles y esperemos que caigan de nuestro lado".

Más noticias

Visita al conjunto carbayón el Sporting, del que el técnico oviedista ensalza su variedad de recursos y su peligro "a la contra". El jienense recuerda que los gijoneses llegan en un momento de forma tras una victoria sobre el Nástic y una derrota en Lugo que considera engañosa.

"Me espero un muy buen rival, pero nosotros también lo somos", ha proclamado Anquela, que ante las dudas sobre el Estado del terreno de juego insta a adaptarse y "ser lo suficientemente inteligente para adaptarnos a lo que hay". El preparador andaluz cree que "no tiene por qué haber un antes y un después tras el derbi" y recuerda que sus jugadores deben disfrutar e "intentar dar un poquito más si cabe para complacer a toda la gente con ese corazón azul". "Estamos jugando con un sentimiento, pero lo único que nos piden es que nos dejemos el alma y creo que yo lo hago y mis chavales están a ese nivel", ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos