Anquela: «Para jugar al fútbol hay que tener once en el campo que quieran correr»

Anquela, visiblemente enfadado durante el partido./Ideal
Anquela, visiblemente enfadado durante el partido. / Ideal

El entrenador del Real Oviedo se muestra muy crítico con algunos jugadores y asegura que tienen un problema muy grave si no entienden que hay que esforzarse

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

Anquela fue muy crítico en la rueda de prensa posterior al encuentro con la actitud de sus jugadores. Aunque matizó que no se refería a todos, afirmó que «para jugar al fútbol hay que tener once en el campo que quieran correr y quieran pelear», en clara referencia a que alguno no lo había hecho.

El técnico recordó a los suyos que «esta es la Segunda División y si no nos enteramos de qué va la copla, puedo mentir y buscar excusas, pero aquí hay que correr desde el primer minuto hasta el último». En resumen, sentenció que a lo largo del encuentro «hubo momentos en los que hemos dado muchas facilidades y no hay que buscar más cosas».

Aunque inicialmente comentó que no quería hablar mucho y prefería tranquilizarse y pensar para no «decir cosas de las que luego te puedes arrepentir», el jienense reconoció que «hemos dejado mucho que desear y cuando dejas mucho que desear lo lógico es que el rival te gane bien, como nos han ganado».

No quiso entrar en detalles sobre los momentos de los goles u otras circunstancias y afirmó que a él lo único que le interesa es que «hemos dejado de hacer muchas cosas. Si no queremos ver ese problema, esto será cada vez más complicado».

Más información

Al contrario que en otras ocasiones en las que el técnico, pese a los resultados, elogió el compromiso de los suyos, ayer fue muy crítico con el equipo y reconoció que era el peor partido hasta ahora:«No hemos estado acertados ni en ataque ni en defensa, otras veces atacábamos bien o defendíamos bien».

El técnico insistió en que él tiene claro el motivo de lo sucedido, pero dijo que prefería comentarlo «donde hay que comentarlo» y continuó diciendo que «ahora tenemos que estar con la boca cerrada, hay que analizar lo que ha pasado. El martes hablaremos».

Además, también señaló que no le gusta tener que hablar tanto. «Si yo tengo que estar todos los días concienciando a la gente de lo difícil que va a ser, es que ahora mismo no nos estamos entendiendo», indicó. En este sentido añadió que «hay que trabajar y tienen que ser los once. Cuando falle uno, no vas a ganar. Tenemos un problema grave y hay que verlo desde dentro». También dijo que «si no queremos verlo y buscar excusas, el problema seguirá».

El técnico reconoció que el Granada les pudo golear y considera que el problema no es físico: «El equipo no está bien de cabeza y de actitud. La actitud no tiene nada que ver con el físico, la actitud se lleva, no hablo de todo el equipo, hablo de algunos jugadores».

Fotos

Vídeos