Real Oviedo

Real Oviedo | Anquela da la primeras pinceladas

Los jugadores del Real Oviedo, atentos en uno de los ejercicios desarrollados en la sesión matinal./SEMEYAPRESS
Los jugadores del Real Oviedo, atentos en uno de los ejercicios desarrollados en la sesión matinal. / SEMEYAPRESS

El técnico del conjunto ovetense comenzó a trabajar aspectos tácticos, con distintas variantes de sistema

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La pretemporada no acaba más que empezar y la plantilla del Real Oviedo aún aparece incompleta, pero Juan Antonio Anquela no quiere perder tiempo y ya ha comenzado a esculpir el dibujo que quiere que tenga su equipo la próxima temporada. Aunque es pronto, lo que va quedando claro es que, independientemente del sistema, el técnico jienense quiere un grupo agresivo en el que la presión tras pérdida sea una de las constantes y que no se corran muchos riesgos en la salida de balón.

En cuanto al dibujo, el único concepto que quedó claro, por ahora, es que de partida el preparador del Real Oviedo apuesta por los cuatro defensas. A partir de ahí, las combinaciones del equipo fueron diversas y variando en función de las circunstancias.

El entrenamiento matinal comenzó con el habitual calentamiento y un circuito con balón, tras el cual el técnico dividió en dos grupos a los jugadores. Mientras unos seguían haciendo trabajo físico con Marcos Marcén y rondos, el resto trabajó con el entrenador en otro de los campos.

El primero de los equipos estuvo formado por Champagne; Carlos Martínez, Forlín, Prendes, Mossa; Lolo, Aarón Ñíguez, Javi Mier; Asier, Ernesto y Toché. Inicialmente su disposición fue de un 1-4-3-3, pero luego mudó a un 1-4-1-4-1. En función de si los ejercicios eran de ataque o defensa y para ir viendo a los nuevos y jugadores del filial, anquela también dispuso, por momentos, un 1-4-2-3-1 o el más clásico 1-4-4-2.

Más Real Oviedo

El otro conjunto que formó el entrenador fue el compuesto por Alfonso; Diegui Johannesson, Carlos Hernández, Christian Fernández, Lobato; Edu Cortina, Boateng, Tejera; Lucas, Steven y Saúl Berjón.

Son los primeros esbozos de lo que será el Real Oviedo de la próxima temporada, pero hasta que la plantilla no vaya avanzando en su composición serán solo las primeras pinceladas de lo que quiere el técnico. No obstante, parece vislumbrarse que la composición del conjunto tendrá algo más de juego creativo que la pasada campaña. A medida que se vayan sumando efectivos se irán viendo nuevas variantes y las posibilidades del equipo.

La sesión finalizó con el test de Course-Navette, más conocido como el 'test de los pitidos', en el que Mossa y Steven fueron los que demostraron mejor estado de forma por el momento. La sesión vespertina, marcada por las tormentas, se prolongó durante hora y media y tuvo como protagonista al balón, con más trabajo táctico, ejercicios de centro y remate, para acabar con un partidillo.

La principal novedad de la jornada de ayer fue la reincorporación al grupo del centrocampista Ramón Folch, que tuvo un día más de permiso que sus compañeros debido a su reciente paternidad. El jugador fue recibido con el habitual pasillo por su compañeros antes de comenzar a trabajar.

Además, el defensa argentino Valentini estuvo en las instalaciones de El Requexón y trabajó en solitario, sin coincidir con sus compañeros. El jugador sigue a la espera de resolver su salida del equipo, ya que sabe que no cuenta para Anquela. No estuvieron en el entrenamiento Cotugno, Hidi y Pucko, que también buscan nuevo destino al no entrar en los planes del entrenador jienense.

Otra de las novedades fue la presencia de más jugadores del filial, ya que ayer se incorporaron Lobato, Lolo, Lucas, Ernesto y Javi Mier, que se unieron a Prendes, Edu Cortina, Asier y Steven. Los que no puedieron participar por problemas físicos fueron Viti y Jimmy. Por el contrario, el portero Gorka, que no estuvo el martes por enfermedad, ya ha comenzado a entrenarse, aunque lo hizo al margen. El equipo volverá a trabajar hoy en doble sesión.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos