Anquela: «No quería empezar el partido con problemas»

Juan Antonio Anquela da intrucciones a sus futbolistas en un instante del encuentro. /  PIÑA
Juan Antonio Anquela da intrucciones a sus futbolistas en un instante del encuentro. / PIÑA

El técnico azul, muy satisfecho con el juego de su equipo, califica el cambio en la portería como «meditado y consensuado»

R. J. GARCÍA / I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Muy satisfecho con el juego de su equipo, al que solo puso la pega de «esos cinco minutos que tenemos de nublarnos», Juan Antonio Anquela considera que el triunfo del Real Oviedo ayer ante el Numancia llegó después del dominio azul más prolongado de la temporada. Una victoria que se produjo después de que el técnico oviedista se inclinase por el relevo en la portería, al entregar la titularidad a Alfonso Herrero y relegar a la suplencia a Juan Carlos en un cambio al que calificó «nada fácil» de llevar a cabo, pero «meditado y consensuado» con el entrenador de porteros Sergio Segura, según confesó el preparador jienense.

«Juan Carlos es un excelente profesional y no quería empezar el partido con problemas. La inmensa mayoría del estadio le hubiera ayudado porque así lo ha hecho durante mucho tiempo, pero no quería correr ni el más mínimo riesgo», profundizó en alusión al tratamiento de la grada del Carlos Tartiere al guardameta balear, blanco de las críticas de una afición para la que el andaluz volvió a tener palabras de elogio. «Es un espectáculo. Yo no soy de aplauso fácil, pero he estado en muchos sitios y no he visto una cosa igual», expuso el veterano técnico, que con su habitual gracejo aludió a las diferencias mostradas por su equipo y su falta de confianza a domicilio.

«Fuera no están. Tendremos que ponerles en el vestuario las canciones esas, a ver si tenemos suerte», afirmó el jienense, que indicó que la versión de Yeboah mostrada ayer es la que espera, con la obligación de que ponga su calidad individual al servicio del colectivo. Con la esperanza de que las lesiones de Aarón Ñíguez y Diegui Johannesson «no sean importantes» y cauto a la hora de evaluar el alcance de las mismas, Anquela no se rasgó las vestiduras por encajar un nuevo gol a balón parado, aun que recordó la importancia de estar siempre concentrados en ella. Concedió mérito al rival en ese lanzamiento del córner, a la vez que rescató los réditos que le dio esa faceta en el plano ofensivo con dos goles. «El equipo ha estado muy serio, muy seguro y muy confiado en lo que estábamos haciendo. Eso es importante», destacó el jienense, que puso el foco de su satisfacción en la medular. «No ha habido tantos huecos, hemos estado bien colocaditos y han trabajado. El equipo ha estado bien en líneas generales, salvo esos cinco minutos finales y cuando nos han empatado», analizó el preparador andaluz.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos