«No queda otra que levantar la cabeza y seguir adelante»

Anquela da instrucciones a sus futbolistas. / PIÑA
Anquela da instrucciones a sus futbolistas. / PIÑA

Anquela reconoció que el equipo no estuvo bien en la primera mitad, pero elogió el esfuerzo de los suyos y lamentó las ocasiones falladas

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Anquela lamentó la forma en que llegó la victoria del Alcorcón, con un error en el tiempo añadido. Sin embargo, se mostró orgulloso del esfuerzo de sus jugadores y estuvo especialmente cariñoso con Viti, del que dijo que «no se merecía» que le pasara eso. También reconoció que el equipo no estuvo bien en la primera mitad.

El técnico dijo que no tenía nada que reprochar «cuando uno se entrega hasta la última gota de sudor, cuando uno ve a Viti llorar como una magdalena en el vestuario, da pena» y dijo sobre el error del canterano que «le ha ido a pasar al que más lo siente y al que menos le debería pasar. El fútbol es ingrato y tiene tiempo para levantarse de palos como este».

El jienense considera que el Oviedo «ha hecho muchas cosas para ganar» y que, al final, por querer ganar «nos ha faltado quizá un poco de cabeza», pero insistió en que «estoy muy orgulloso de lo que han hecho mis chavales. El equipo ha peleado hasta el último segundo y ha hecho méritos más que suficientes para ganar».

Por todo lo anterior, el técnico tiene claro que «no queda otra que levantar la cabeza y seguir adelante». También dijo que ya toca pensar en el próximo encuentro y que en estas situaciones «es cuando se ve a los tíos y cuando se ve a todo el mundo. Cuando hay problemas y nosotros estamos con problemas porque no hemos ganado un partido que, creo, merecimos».

El técnico no ocultó los problemas de la primera mitad por las imprecisiones en el centro del campo, donde cree que les faltó «un poco más de calma y sosiego para hacer peligro», pero destacó que en la segunda hicieron méritos y ocasiones para ganar, pero «este juego es así de cruel e ingrato».

Lo más repetido por el técnico fue que «este juego es así» y «mi equipo se ha vaciado hasta el último balón, a levantar la cabeza y seguir adelante, que esto es largo».

Sobre la presencia de Hidi en el once dijo que Mariga regresó lesionado de la concentración con Kenia y por ello se decantó por el húngaro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos