Real Oviedo

Real Oviedo | «Hay que competir, trabajar y correr»

Anquela da instrucciones a sus futbolistas durante la sesión de ayer. / ELOY ALONSO
Anquela da instrucciones a sus futbolistas durante la sesión de ayer. / ELOY ALONSO

Anquela asume que el equipo ha perdido las virtudes que le elevaron a la zona alta de la clasificación | Espera que la grada del Carlos Tartiere no se «coma» a los jugadores mañana, en el partido que jugarán frente al Lorca

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El Real Oviedo se ha dejado en el camino en las últimas semanas las virtudes que le han mantenido en la zona alta de la clasificación durante buena parte del campeonato. Eso es algo que no se le escapa a Juan Antonio Anquela, que ayer fue muy claro al efectuar un diagnóstico de lo sucedido y reconoció que el equipo ha perdido la intensidad que tenía. No es extraño que el entrenador pida a sus jugadores que recuperen la intensidad que tuvieron en muchas fases del campeonato y también espera que en el encuentro de mañana, ante el Lorca, la afición esté con los suyos y no se los «coma».

El técnico jienense tiene claro lo que deben hacer los suyos para volver a ser los que eran: «Esto es competir, no he engañado a nadie, hay que competir, trabajar y correr. Cada equipo tiene sus armas y nosotros tenemos las nuestras, si pensamos que somos mejores que cualquier rival, estamos equivocados». Por ello recuerda que «todo lo que hemos conseguido ha sido a base de trabajar y ser solidarios, y en algunas fases hemos llegado a jugar bien».

En los últimos encuentros, el equipo ha estado lejos de su nivel y el entrenador lo asume: «Somos un equipo que en algunas fases nadie quería jugar contra nosotros y ahora cualquiera se siente fuerte jugando contra el Oviedo. Antes era al revés porque el equipo competía y sabía a lo que jugaba, ahora tenemos unas dudas muy grandes y los rivales nos han ganado justamente». Para el entrenador el equipo ha perdido esa intensidad que supone «jugar muy en largo, muy separados, no vamos a las segundas jugadas y a los rebotes. Eso en Segunda significa perder».

Recordó que eso es una misión de todos: «Necesitamos once, y luego tres cambios. Y los que entrenan aquí. Y eso es un equipo de fútbol. Esto no se consigue a base de individualidades. Hemos llegado hasta aquí siendo un equipo y esa filosofía no se puede perder».

Más Real Oviedo

En este sentido, el técnico no oculta que al equipo le falta «fútbol» y también cree que necesitan intensidad, algo que para él «engloba muchas cosas, como estar concentrados», por lo que espera que mañana el equipo vuelva a ser el que en muchas fases del campeonato estuvo arriba del todo, «lo que hace falta es pensar como hemos llegado hasta aquí y nosotros hemos llegado con nuestras armas, y escondiendo los defectos que, en algunos momentos, son muchos».

Como entrenador del Alcorcón, dijo en la sala de prensa del Carlos Tartiere que este campo se come jugadores y ahora lo ratifica: «El domingo es un partido que se los va a comer, porque a la primera que hagamos nos van a pitar y la gente no sabe lo muchísimo que nos estamos jugando». El técnico asume que a los aficionados «no les gusta lo que está viendo y tiene todo el derecho del mundo, a mi no me gustaría eso, sé que no estamos dando el nivel y es difícil que la gente este como antes. A la gente no se le engaña». Por eso espera que sean capaces de volver hacer que la afición «crea en nosotros».

«Es muy importante», insistió el preparador a la vez que explicó que «en cuanto empiezan a pitar la gente se esconde y nadie quiere el balón, que le piten a otro y es cuando los equipos se mueren». La conclusión es para el técnico que «para ser futbolista del Oviedo hay que hacer muchas cosas bien y sobre todo querer ser futbolista».

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos