«Ante los problemas hay que crecerse y estamos preparados para hacerlo»

Anquela, sentado sobre un balón, aplaude una acción de sus futbolistas.
Anquela, sentado sobre un balón, aplaude una acción de sus futbolistas. / ELOY ALONSO

El técnico aplaude los anuncios de Elías, con el que dijo que solo habló un par de veces, «porque yo no tengo que hablar con el jefe, él está por encima del bien y del mal»

R. J. G. OVIEDO.

Anquela no quiere perder el tiempo en lamentaciones por las numerosas bajas que está acumulando el equipo. Todo lo contrario, el técnico extrae lo bueno que puede tener algo negativo: «Ante los problemas, lo único que hay que hacer es crecerse y este equipo está preparado para hacerlo».

El técnico jienense insistió ayer en que su intención es pasar la eliminatoria y que los jugadores con los que va a afrontar la eliminatoria, tanto del filial como del primer equipo, están perfectamente capacitados para hacerlo.

Además, sobre los anuncios que el pasado lunes hizo Arturo Elías dijo que solo queda aplaudir su gestión y recordó que las casas se construyen desde los cimientos y el Oviedo así lo está haciendo. Además, lamentó que en otros clubes eso no sea así. «Aquí, muchas veces se premia al que no hace bien las cosas y al que lleva bien las cuentas no se le da ningún premio», señaló Anquela, que admitió haber hablado un par de veces con Elías «porque yo no tengo que hablar con el jefe, el está por encima del bien y del mal». «He hablado dos veces con él y los jugadores me dicen que he hablado con Dios. Me pongo muy nervioso y con quien tengo que hablar es con su mano derecha esta aquí, hace muy bien su trabajo y es con quien tengo que hablar», continuó.

En el aspecto deportivo reconoció que le preocupan las lesiones, como la de Hidi, pero reiteró que tienen nuevos efectivos, como Forlín o Yeboah, y concluyó que «es fútbol, nos adaptamos a lo que hay y no le damos más vueltas».

Lo peor de las lesiones y de los jugadores que se incorporaron más tarde es para el técnico que no permite al equipo seguir compenetrándose y trabajando en la confección de un equipo, aunque insiste en afrontarlo con normalidad. «En todos los equipos pasa, las pretemporadas son duras y se dan estos problemas», deslizó.

Ante esta situación, Anquela tiene clara la receta que es «saber adaptarse, saber lo que se quiere e intentar que la gente aprenda lo más rápido posible lo que queremos que es muy fácil». Eso que el entrenador quiere de los suyos es sencillo, repite: «Mi palabra es competir, si no se compite en Segunda División es imposible». Pone como ejemplo al Alcorcón. «Hay un equipo que ha hecho un gol y tiene cinco puntos, a mí no me gusta ese futbol, me gusta meter goles, pero lo que más nos gusta a todos es ganar», subrayó.

En ese sentido dejó claro que para ganar hay muchos caminos «en el que mejor y más a gusto se encuentre tu equipo es el que hay que buscar», dijo.

En el caso concreto de Forlín reconoció que inicialmente le va a utilizar como centrocampista ante las muchas ausencias en esa zona del campo, pero que también puede jugar como central. «Para nosotros tiene que ser un futbolista importante y con el paso del tiempo lo será», advirtió. En el caso de Aarón dijo que habrá que esperar y no correr el riesgos que hagan perderlo para más tiempo.

También se refirió a Owusu, del que dijo que venía con un golpe en el tobillo y no hay que precipitarse. Respecto al resto de los lesionados dijo que «yo no se el diagnostico, solo le pregunto al médico y me dice, «no cuentes».

Fotos

Vídeos