Arturo Elías: «Amo locamente al Real Oviedo, he aprendido a quererlo»

Arturo Elías celebra junto a los jugadores y cuerpo técnico la victoria al término del partido con el Sporting. / REAL OVIEDO

El máximo accionista se reunió con los jugadores antes del derbi para agradecerles el esfuerzo que hacen y pedirles «unidad, trabajo y humildad»

R. J. G.OVIEDO.

«Después de haber estado en varios equipos en México, ya no estoy en ninguno y mi apuesta es 100% por el Real Oviedo». Así terminó Arturo Elías la charla que mantuvo en el vestuario el domingo por la mañana con los jugadores y el cuerpo técnico. En la misma, les trasladó su pasión por el club: «Amo locamente a este equipo, lo he aprendido a querer. El día que pierde el Oviedo en casa no me pueden ni ver, me cambia el humor. Me cambia el fin de semana según el resultado del Oviedo».

El club hizo público ayer un vídeo de cómo se vivió desde dentro el antes y después del derbi con el Sporting. Y este comienza con la visita de Arturo Elías a los jugadores en el vestuario, antes de que partieran al hotel de concentración. El representante del Grupo Carso arrancó su charla a los futbolistas agradeciéndoles «el gran esfuerzo que han hecho esta temporada». «En los partidos que ganamos, en los partidos que empatamos y en los que perdemos, lo que se ve es que se dejan el corazón en la cancha», hizo hincapié. No escatimó elogios a la plantilla: «Veo cómo se dejan el alma en cada partido y para mí eso vale más que cualquier tres puntos en cada partido».

Más Real Oviedo

Elías dejó claro que, si había viajado 10.000 kilómetros para estar en Oviedo, era porque «es un partido que representa mucho». Les recordó también que, en sus distintas experiencias en en el fútbol mexicano, fue campeón con tres equipos y con el Real Oviedo ya logró un ascenso, por lo que tiene claro que la receta para lograr el éxito pasa por «la unidad, trabajo y humildad».

«Unidad entre ustedes, pero esa comunión que se logra entre cuerpo técnico, jugadores, afición y directiva es lo que hace a los campeones», advirtió. La segunda premisa, dijo, es «el trabajo duro, que es lo que están haciendo. Dejarse el alma en la cancha cada uno de ustedes por sí mismo, pensar en que el otro está dejando el alma y preguntarse '¿por qué yo no?'». Y, para finalizar, aludió a la humildad: «Saber que lo tienes, saber que eres mejor, pero tener humildad para aceptar tus errores y para hacer todo por el compañero».

Por su parte Anquela explicó que los sueños son muy bonitos y que «todos soñamos, pero la realidad es otra tenemos que trabajar como trabajáis todos los días y con la cabeza siempre arriba». También destacó que «hemos estado juntos en los momentos jodidos, ahora estamos medio bien, pero ya sabéis como es esta categoría», prosiguió. «Nosotros tenemos una ilusión muy grande y los sueños se pueden cumplir, pero la realidad cuesta mucho», hizo hincapié el míster azul.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos