Bendito parón

JON CARRERA

Lo reconozco. Yo era de los de «nos viene mal el parón». Es una disculpa cojonuda para una posible derrota y si no se cumple (como ayer) llevas una alegria que ni la de Reyes (y he sido un buenazo) A efectos de clasificación, quizá signifique poco, es posible que con Cucho 20 minutos y sin Melero el Huesca fuera menos Huesca.Pero ayer se presentó un señor equipo. Capaz de sobreponerse a las más groseras imperfecciones como lo son el enésimo penalty fallado y el regalo del 1-0. Con una contundencia defensiva que dejó al Huesca en un equipo de meras aproximaciones y con una conexión arriba letal. Saúl Berjón (que Reyes los del año pasado) es capaz de hacer en el campo lo que yo le pido desde el chigre con una cerveza en la mano, se cumple mi deseo casi siempre. Y Aarón empieza a echar por tierra las charlas con mis amigos chicharreros en verano sobre su fichaje. Simples «Bueno bien, te va a gustar». Me pareció sospechoso, gente de fútbol que no me ahondaran en aspectos de su juego. Una especie de sí pero no, de no pero sí (a ver si va a ser porque se fue) De un tiempo a esta parte mediano de los Ñiguez empieza a ser lo determinante que parecía. El caso es que acabada la primera vuelta estamos en situación de privilegio y muy cerca del premio gordo. Qué bien os sientan los parones Carbayones!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos