Real Oviedo

El Real Oviedo recupera efectivos para el derbi

El once que saltó de inicio el sábado ante el Reus. Arriba, de izquierda a derecha, Saúl Berjón, Forlín, Folch, Verdés, Alfonso Herrero y Linares. En la de abajo, Rocha, Christian Fernández, Diegui, Mossa y Yeboah. / SERGIO ROS
El once que saltó de inicio el sábado ante el Reus. Arriba, de izquierda a derecha, Saúl Berjón, Forlín, Folch, Verdés, Alfonso Herrero y Linares. En la de abajo, Rocha, Christian Fernández, Diegui, Mossa y Yeboah. / SERGIO ROS

El italiano Fabbrini, en la fase final de su recuperación, es el único miembro de la plantilla que no estará disponible ante el Sporting

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El único problema que los entrenadores dicen que les gusta tener es aquel de verse obligados a elegir entre muchas alternativas. En el caso del entrenador del Real Oviedo, Juan Antonio Anquela, cada vez tiene más cerca ese compromiso ya que cada vez dispone de más alternativas en la plantilla. De hecho, en un par de semanas, puede verse obligado a elegir entre los 23 actuales componentes de la plantilla azul. La enfermería se encuentra casi vacía y los jugadores se han ido limpiando de tarjetas en las últimas jornadas.

Las lesiones llegan tarde o temprano y son imprevisibles. En el caso del Real Oviedo parece que lo peor ya pasó. El técnico jienense acumuló en el inicio de temporada hasta siete ausencias por este contratiempo, además de contar en los albores del campeonato con varios jugadores que no llegaron a tiempo a la pretemporada y cuyo estado de forma no permitía contar con ellos. Eso hizo que, en cuatro convocatorias consecutivas, el míster azul reclutara a los mismos 18 jugadores de la plantilla. Los únicos disponibles en aquellos momentos para él.

Más noticias

El paso de la competición ha ido haciendo que la enfermería se vaciase. En la actualidad no hay ningún jugador entrenando al margen de los compañeros por ese motivo. No obstante, en el caso del italiano Fabbrini, este no tiene aún el ritmo necesario para poder haber entrado en ninguna convocatoria.

El centrocampista toscano se lesionó el 31 de julio de gravedad y fue intervenido de la rotura de ligamentos que se produjo en un entrenamiento el 25 de agosto. El jugador se incorporó la pasada semana a los entrenamientos con el grupo. Esta semana realizó completos todos los entrenamientos y el pasado miércoles disputó 45 minutos en el partido de entrenamiento que enfrentó a los azules con el NK Rudes croata. Aunque todo dependerá de su evolución, lo normal sería que en un par de semanas pudiera estar disponible para que Anquela le dé los primeros minutos.

Los otros dos futbolistas con los que parece que el técnico podrá contar en breve son los jugadores del filial Viti y Edu Cortina. El primero ya se ha incorporado al trabajo con el resto del equipo esta semana, mientras que Edu Cortina jugó ayer con el filial ante el Lugones. Saltó al campo a los 39 minutos. Los dos podrían rodarse con el Vetusta antes de volver a contar para Anquela.

El otro problema que ha sufrido el técnico jienense en las últimas jornadas fue el de las sanciones, motivo por el que en los tres últimos encuentros no pudo contar con hasta seis jugadores. El primero en caer fue Verdés, que se perdió el encuentro de Vallecas por ese motivo, mientras que, ante el Almería, estuvieron ausentes Forlín, Christian Fernández y Mossa. El pasado sábado frente al Reus descansaron por acumulación de amonestaciones Carlos Hernández y Aarón Ñíguez. Ahora, para el compromiso del domingo ante el Sporting, no habrá bajas por ese motivo, ya que Folch sigue con cuatro, al igual que Mariga y Linares, que vio la cartulina en el municipal de Reus.

El panorama inmediato aparece más despejado para Anquela, que ante el encuentro frente al Sporting parece que tendrá más donde elegir. En el encuentro de la primera vuelta, el técnico no pudo contar por lesión con Fabbrini, Varela, Hidi, Diegui Johhannesson, Edu Cortina y Viti. Además, el titular del banquillo azul no utilizó a uno de los jugadores más destacados en la actualidad, el defensa argentino Juan Forlín, que no estaba en forma por su tardía incorporación al campeonato.

No fueron esos los únicos problemas del técnico para ese encuentro, ya que se vio obligado a reservar de inicio a Aarón Ñíguez, que salía de una lesión, mientras que en el once inicial estuvo Yeboah, con apenas dos semanas de entrenamientos con el equipo. También Owusu dispuso de minutos sin casi haberse entrenado con sus compañeros.

El sábado, cuando el técnico ofrezca la convocatoria para enfrentarse al Sporting, tendrá dónde elegir y serán cinco los jugadores que queden fuera de la lista.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos