Carlos Hernández: «Hay que pulir los errores que nos están costando puntos»

Carlos Hernández. / ELOY ALONSO

El central considera pasajera la racha de remontadas de los rivales oviedistas y cree que «el futbolista tiene que ser fuerte anímicamente»

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Suplente en la derrota de la jornada inaugural ante el Rayo Vallecano, Carlos Hernández se estrenó a la semana siguiente en Almería y desde entonces no ha vuelto a salir de las alineaciones de Anquela. Con el único paréntesis de su descanso en la Copa del Rey ante el Numancia, el central jienense se ha afianzado como pareja de Héctor Verdés en el eje de la zaga azul, desde la que ha vivido con frustración la remontada completada el pasado lunes por el Zaragoza, el cuarto rival que neutralizó la ventaja del conjunto carbayón esta temporada.

«Te queda el mal sabor de boca. Nos encontramos con un resultado a favor de 2-0 y en ocho minutos volvimos a encajar. Llevamos dos semanas así, pero las sensaciones son buenas», argumenta el defensor jienense, que resalta que los azules han perforado la meta rival en todas las jornadas disputadas hasta la fecha. «Tenemos que mejorar cosas en aspectos como el balón parado, pero creo que esta es la línea que hay que seguir», profundiza el exjugador del Lugo, que apela a la fortaleza anímica del jugador para superar situaciones como las que se repiten en el conjunto carbayón esta temporada, con rentas en el marcador de duración efímera.

«Esto es pasajero, no nos pueden meter todas las semanas el gol de la jornada. Debemos mantenernos fuertes a nivel de encajar pocos goles porque la Segunda al final es eso. Sabemos que arriba tenemos jugadores que tienen gol», señala el zaguero, que no elude la autocrítica en la retaguardia que él compone.

«Hay que pulir esos errores, que son los que nos están costando puntos», expone el central, que recuerda que «hay cosas que se hacen mal más allá de los goles» y apuesta por ir esta semana «con más rabia que nunca» a por los tres puntos. «Intentamos poner medios para que no vuelva a pasar», indica de cara al duelo ante el filial del Barcelona, que cree que guarda el patrón de imprevisibilidad que suele definir al conjunto del último eslabón de una cantera.

El andaluz confía en no encontrarse con el mejor momento del joven conjunto azulgrana y confía en imponer el «oficio» de su equipo para conseguir un resultado positivo que refrende el trabajo de un equipo que, a su juicio, no está acusando el desgaste físico pese a la plaga de bajas. «Si te pones a pensar, cuesta encontrar en qué partidos hemos tirado la toalla o perdido claramente. Todos los encuentros los hemos jugado para ganar», expone sin plantearse «en ningún momento» el aplazamiento este domingo por la situación política que atraviesa Cataluña. El duelo en Barcelona marcará el inicio de un apretado tramo de calendario que, bajo su punto de vista, marcará «la confianza» del equipo.

Fotos

Vídeos