El club busca un acuerdo para la salida de Jon Erice

El oviedista Jon Erice. /  E. ALONSO
El oviedista Jon Erice. / E. ALONSO

El centrocampista navarro no participó en la vuelta a los entrenamientos del equipo, con permiso del club para no hacerlo

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

La vuelta a los entrenamientos de la primera plantilla del Real Oviedo confirmó que las horas del centrocampista Jon Erice en el conjunto azul están contadas y se busca una salida al navarro, al que le queda un año de contrato. El jugador no estuvo presente en el inicio de pretemporada y el club informó que tenía permiso para no hacerlo.

La realidad es que desde el final de la pasada temporada el centrocampista está apartado del equipo por el incidente que tuvo con un aficionado en la calle. El club le impidió participar en la última sesión de la campaña y el técnico, Fernando Hierro, no lo incluyó en la convocatoria.

Desde entonces, la entidad transmitió al jugador y su representante que no entraba en los planes para la próxima temporada y se iniciaron las negociaciones para la rescisión de ese año de contrato que le restaba al que fuera capitán del conjunto ovetense en las dos últimas temporadas. La principal alternantiva que se maneja es que el jugador encuentre un equipo en el que militar el próximo curso y en caso de que la cantidad que perciba sea inferior a la que tenía con el conjunto azul, se podría estudiar una compensación económica. En los últimos días ha recibido alguna oferta de Segunda que está estudiando junto a su representante.

Lo que está decidido es que no se reincorporará al club en el que militó las cuatro últimas temporadas, en las que habitualmente contó para los entrenadores. Sin embargo, el incidente con un aficionado ha propiciado que ahora se busque una salida a su situación.

Un caso diferente es el de otro de los ausentes en el entrenamiento de ayer, el atacante Michu, que también tiene permiso del club para no hacerlo. El ovetense está meditando si decide abandonar el fútbol al no remitir los problemas físicos que le han lastrado en las últimas temporadas.

Michu regresó la pasada temporada al conjunto azul tras un calvario con su tobillo con la intención de volver a disfrutar del fútbol. Su estado físico no le permitió hacerlo al nivel que esperaba.

La idea es que en los próximos días se produzca una reunión entre el jugador navarro y el club en la que decida si abandona el equipo, pese a que le resta un año de contrato, o por el contrario intenta volver a jugar. En cualquier caso, la entidad ovetense ha manifestado su intención de respetar cualquiera de las decisiones que tome el centrocampista.

Fotos

Vídeos