El club sigue a la caza de un delantero y no decarta reforzar la mediapunta

Longo celebra en el duelo ante el Levante uno de los 14 goles anotados con la camiseta del Girona durante el pasado curso.
Longo celebra en el duelo ante el Levante uno de los 14 goles anotados con la camiseta del Girona durante el pasado curso. / E. C.

La opción del italiano Samuele Longo es una de las que ha manejado el club, pero no es la única, ni la que ahora parece con más opciones de cerrarse

R. J. GARCÍA. OVIEDO.

El Real Oviedo sigue a la búsqueda de refuerzos para completar la plantilla y tiene abiertos varios frentes. La principal opción que se busca es la de un delantero, pero no es la única posición que el club se plantearía reforzar si el mercado lo permite, ya que una de las demarcaciones en las que el equipo está especialmente escaso de efectivos es la mediapunta, tras la lesión del único jugador específico para esa posición, el italiano Diego Fabbrini, que será baja unos seis meses.

Entre los nombres para la delantera que han salido en los últimos días está el de Samuele Longo. El italiano jugó la pasada campaña en el Girona, cedido por el Inter de Milán, con el que tiene contrato.

La del transalpino sería una de las opciones que se barajan, pero no la única y ni siquiera la principal. El principal problema con el que se está encontrando el club carbayón es, además de los elevados precios del mercado, que la mayoría de los jugadores por los que se ha interesado están apurando sus opciones de jugar en Primera División. Esa circunstancia está haciendo que la entidad siga a la espera de que esos jugadores tomen una decisión definitiva sobre su futuro, pero mientras tanto sigue sondeando el mercado nacional y extranjero.

Además del delantero, el club no descarta e intenta la llegada de un jugador que se pueda adaptar a la media punta. El propio Anquela reconoció tras los partidos ante el Eibar y el Valladolid que la ausencia de un mediapunta en la plantilla es uno de sus principales problemas. Aunque el entrenador se mostró optimista sobre la posibilidad de encontrar soluciones con los jugadores que tiene a su disposición, sí reconoce que ese tipo de jugador sería importante para sus planes.

La idea del técnico es utilizar su sistema favorito, con un jugador por detrás del delantero, como la pasada campaña hizo en el Huesca con Samu Sáiz. En caso de no encontrar ese futbolista que dé el ultimo pase y lidere el enganche entre el centro del campo y el delantero, se buscaría un jugador que se pueda adaptar a la posición de segunda punta y, sobre todo, que tenga unas características diferentes a las de Toché y Linares. El técnico probó en esa posición a varios jugadores: Asier, Edu Cortina, Aarón Ñíguez y Hidi, entre otros. También ante el Deportivo jugó con Linares y Toché, pero parece que el ensayo no le satisfizo del todo y podría seguir explorando alternativas, mientras los responsables de la parcela deportiva siguen rastreando el mercado.

Lo que parece claro es que a medida que se acerca el inicio de la competición y los equipos de Primera van perfilando sus plantillas, el mercado puede ofrecer nuevas alternativas. Opciones a las que el club está atento para cerrar un plantel que no supere los 22 jugadores y en el que los futbolistas del filial se espera que tengan un papel más importante que en los últimos años.

Fotos

Vídeos