El club sigue a la espera de que Mossa resuelva su salida del Nástic

R. J. G. OVIEDO.

Los responsables de la parcela deportiva del Real Oviedo siguen trabajando para lograr la llegada de nuevos refuerzos al equipo. En el club se está a la espera de que el lateral izquierdo del Nástic Mossa, resuelva su salida del conjunto catalán.

El jugador ya dejó claro el pasado sábado su intención de salir del Nástic y explicó que así se lo había expuesto a la directiva al final de la pasada temporada. Su destino será el Real Oviedo, con el que el jugador ya ha alcanzado un acuerdo, únicamente pendiente de resolver su situación contractual con la entidad catalana.

No obstante, el jugador se desplazó ayer con el resto de compañeros a Olot, donde el equipo que entrena el ex oviedista Lluis Carreras permanecerá concentrado hasta el próximo viernes, realizando la preparación de pretemporada.

El que también se espera que se convierta en nuevo jugador azul en los próximos días es el lateral uruguayo Guillermo Cotugno, con el que también el club tiene un acuerdo, pendiente de documentar definitivamente.

Las miras de la parcela deportiva están en reforzar el doble pivote, donde el técnico quiere tener, al menos, cuatro jugadores y por el momento solo tiene dos: David Rocha y Ramón Folch. El mercado nacional está en la actualidad bastante parado en cuanto a jugadores que puedan resultar interesantes, además de que equipos como Granda y Osasuna, con la ayuda económica al descenso, han hecho que se incrementaran sensiblemente los precios.

Ante esta situación la entidad oviedista está también sondeando el mercado internacional, donde la oferta es mayor. La idea es que tras las de los laterales Mossa y Cotugno, el siguiente en llegar sea un jugador para esa posición, tal como ha reclamado en los últimos días Anquela. Por el momento el técnico completa esa posición con jugadores del filial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos