Real Oviedo | El oviedismo se moviliza para el derbi

magen de la cola que se formó alrededor del Carlos Tartiere.
Imagen de la cola que se formó alrededor del Carlos Tartiere. / PABLO LORENZANA

El club vendió ayer 5.500 entradas de acompañante y hoy se pondrán a la venta las 2.500 restantes para completar el aforo

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

La afición del Real Oviedo no quiere perderse el partido del próximo 4 de febrero ante el Sporting. La prueba de ello es que abonados azules hicieron noche en las taquillas del Carlos Tartiere para adquirir las entradas de acompañante que el club puso a la venta al precio de 40 euros y se despacharon 5.500 de las 8.000 disponibles.

Cuando las taquillas del Carlos Tartiere abrieron ayer a las diez de la mañana las colas rodeaban el estadio de abonados ávidos de hacerse con la entrada de acompañante. Aunque por la tarde la afluencia de aficionados fue decreciendo, hubo colas durante toda la jornada. La situación recordaba otros partidos anteriores como los de los 'play off' ante el Eibar o el Cádiz, cuando la afición también se movilizó para estar al lado de su equipo.

Las entradas seguirán hoy a la venta, pero visto el ritmo de la primera jornada ya parece asegurado que se agotarán antes del plazo marcado por el club, incluso en la jornada de hoy, por lo que es muy posible que no haya ninguna entrada a la venta para el público en general, que estaba previsto que salieran al precio de 80 euros. Eso garantiza el lleno en el estadio, en el que únicamente habrá los huecos que se dejen por seguridad en algunas zonas del campo o los asientos de algún abonado que no pueda acudir, aunque parece que no se darán muchos casos.

Más Real Oviedo

Además, los intentos de reventa de entradas fueron atajadas desde el club, que informó en su cuenta de twitter que «el RealOviedo procede a la anulación y retirada de los carnets de abonado de aquellas personas que están realizando una venta fraudulenta de las localidades de acompañante retiradas con dichos abonos». Esa decisión se corresponde con los primeros intentos de venta de entradas a través de páginas web, que serán perseguidos desde la entidad azul.

Los aficionados azules han demostrado reiteradamente que están dispuestos a cualquier sacrificio para ver a su equipo. Eso fue lo que hicieron los dos primeros de la cola, Guillermo Rada y Miguel Castro. El primero de ellos llegó al campo a las cinco de la tarde del pasado lunes y desde entonces permaneció haciendo guardia para hacerse con la entrada de acompañante.

Los casos de aficionados que pernoctaron fueron escasos, ya que la mayoría de los que hacían cola llegaron por la mañana para acceder a las taquillas ubicadas en las puertas 4 y 34 del estadio. La afluencia de seguidores fue tan masiva en las primeras horas que los servidores para despachar las entradas de una de las taquillas se bloquearon durante algunos minutos, aunque los problemas se subsanaron rápidamente por parte del club.

La mayor parte de los aficionados que ayer acudieron a las taquillas adquirieron el máximo de dos entradas que se despachaban por persona, correspondientes a sendos carnets de abonado, que es imprescindible presentar a la hora de adquirir las localidades.

Las taquillas volverán a abrir esta mañana de 10 a 14 horas y de 16.30 a 19.00 horas. No obstante, se cerrarán cuando se complete el aforo, que está previsto que suceda hoy si se mantiene el ritmo de venta de ayer. En caso de que no fuera así se seguirían vendiendo entradas hasta el próximo miércoles 31 de enero. El conjunto ovetense cuenta en la actualidad con más de 20.000 abonados, por lo que no todos podrán acceder a una de las entrada de acompañante.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos