Crecer desde la defensa es el objetivo

Juan Carlos durante el entrenamiento específico con el preparador de porteros.
Juan Carlos durante el entrenamiento específico con el preparador de porteros. / ELOY ALONSO

El entrenador incide mucho en el trabajo defensivo y eso es una garantía para el meta Juan Carlos | El guardameta, que confía en estar bajo los palos el domingo ante el Rayo Vallecano, cree que dejar la portería a cero es un buen punto de partida

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

Que el Real Oviedo va a ser un equipo que trabaje bien el aspecto defensivo es algo que no admite duda si uno repasa la pretemporada y los nueve encuentros amistosos que se han disputado. A partir de ahí el equipo tiene como objetivo mejorar en el apartado ofensivo y afrontar cada encuentro como una batalla.

En el seno de la plantilla nadie duda de eso y ayer fue el portero Juan Carlos el que se refirió a ello al afirmar que «el míster incide mucho en el aspecto defensivo, y creo que vamos a ser un equipo fiable defensivamente. Al menos esa es la teoría, otra cosa es la práctica que puede decir otra cosa». «Lo normal -apostilla el guardameta- es que seamos un equipo fiable a nivel defensivo porque trabajamos mucho esa parcela y a partir de ahí crecer».

El guardameta de Calviá parece que será el elegido por Anquela para ocupar la portería oviedista esta temporada. Por delante tendrá una defensa en la que habrá jugadores nuevos, pero con los que asegura que se entiende bien. «Con los centrales, al final hemos tenido partidos para conocernos, se trata de coger los conceptos del míster y ayudar a los nuevos en todo lo posible, que vienen a ayudar», precisó.

La forma de jugar que el técnico ha implantado en el equipo requiere que el portero tenga que estar «muy pendiente de la espalda de los centrales, porque al querer ir a presionar arriba tenemos que asumir el riesgo de salir a cubrir la espalda de los centrales nosotros», desgranó el arquero que considera que lo importante es «amoldarse» a lo que reclama Anquela.

Juan Carlos defiende la importancia de ser un equipo serio atrás y encajar pocos goles. Una garantía de éxito, según su opinión. «Al final, en esta categoría tan larga los empates saben a poco, pero sé que un empate a final de temporada te puede dar mucho», subraya. Además, tiene claro que partiendo de no encajar goles llegará la «regularidad». Confía el meta en el potencial ofensivo del equipo y avisa de que «arriba tenemos gente que puede marcar la diferencia».

La hora de la verdad se acerca y eso es algo que a los jugadores les suele gustar ya que, conviene no obviarlo es para lo que trabajan en las semanas de pretemporada: «Todo el mundo espera que lleguen estos días, con la pretemporada hecha y con las sensaciones que se ha ido cogiendo lo que quiere el míster» asegura Juan Carlos que tiene «ganas» de que llegue el domingo y «ganar el partido».

Además, el hecho de comenzar como local siempre es agradable para los jugadores: «Empezar una Liga en casa siempre gusta y jugar en el Carlos Tartiere es especial. Siempre tienes ganas, la gente siempre responde y esperemos que un día mas estén con nosotros».

En lo personal el portero, que inicia su segunda temporada en el conjunto ovetense, confía en contar con la confianza del entrenador .«Los futbolistas somos egoístas y queremos jugar todo siempre», afirma, al tiempo que explica que su obligación es «estar a tope para entrenar y estar lo mejor posible». Del mismo modo confía en que los resultados acompañen esta temporada y que el equipo vaya mejorando con el paso de los partidos.

El meta asegura que se ha encontrado con buenas sensaciones a lo largo de toda la pretemporada, al igual que Alfonso y Gorka: «Hemos hecho los tres una buena pretemporada».

El próximo domingo ante el Rayo se conocerá si, como se espera, el de Calvía estará bajo los palos de la portería del Carlos Tartiere para comenzar la Liga ante el Rayo Vallecano.

Fotos

Vídeos