La crítica a Carso en la Junta, herencia de Alberto González

Abdeslam Jesús Lucena, durante su intervención. /  DANIEL MORA
Abdeslam Jesús Lucena, durante su intervención. / DANIEL MORA

Abdeslam Jesús Lucena, propietario de las 2.036 acciones del exmáximo dirigente azul, votó en contra de ampliar las facultades del consejo en ampliaciones de capital

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

Entre los 95 asistentes a la junta ordinaria y extraordinaria de accionistas del Real Oviedo celebrada el pasado miércoles en el Palacio de Exposiciones y Congresos de la capital del Principado, uno de ellos aglutinó las reticencias al punto más destacado de la misma, la aprobación de la propuesta para facultar al consejo de administración para convocar futuras ampliaciones de capital. Una medida que finalmente obtuvo el visto bueno de la gran mayoría de accionistas en la votación, en la que solo se contabilizaron una abstención y dos votos en contra.

Uno de ellos correspondió a Abdeslam Jesús Lucena, titular de 2.036 acciones. Un paquete accionarial que todo apunta a que pertenecía al expresidente oviedista en busca y captura Alberto González, que las tenía suscritas a título personal. Embargadas por Hacienda, con un valor de 16.267,64 euros, fueron sacadas a subasta el 28 de enero de 2014.

Licenciado en Derecho, Abdeslam Jesús Lucena es el alcalde del municipio malagueño de Benamocarra. Pese a que tiene fijado su lugar de residencia por ello en tierras andaluzas, se adentró en la masa accionarial del Real Oviedo al considerarlo un proyecto ilusionante, tal y como explicó el pasado miércoles. El malagueño, que expresó su «respeto y lealtad a la buena labor del Grupo Carso», justificó su decisión escudado en su visión de que facultando al consejo para convocar las ampliaciones sin pasar por la junta de accionistas no se favorecía la política de transparencia de la entidad con los pequeños accionistas. En esa perspectiva crítica, preguntó por el grado de compromiso de los inversores que habían manifestado su intención de acudir a la ampliación.

A pesar de su voto en contra, el club abrió la puerta a la entrada de nuevos inversores. Uno de ellos, según se explicó, ya ha depositado el dinero, en torno a un millón de euros, para la próxima ampliación que se convocará.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos