Real Oviedo

Las cuentas del Real Oviedo caminan hacia la consecución de la deuda cero

El consejo de administración del Real Oviedo, durante la última junta de accionistas, celebrada en diciembre de 2016./P. LORENZANA
El consejo de administración del Real Oviedo, durante la última junta de accionistas, celebrada en diciembre de 2016. / P. LORENZANA

Al término de este ejercicio la cantidad quedará reducida a 2,3 millones que se abonarán en el próximo ejercicio

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

El Real Oviedo presentará en la junta de accionistas del próximo 20 de diciembre unas cuentas que le permitirán dejar su deuda a cero en el ejercicio 2018-19. Eso significaría cumplir la previsión inicial de limpiar el pasivo de la entidad en cinco años. Los datos más significativos que se presentarán a los accionistas dentro de un mes son que la ampliación de capital ha finalizado con el ingreso de 3,3 millones de euros y que se convocará una nueva para que se incorpore al accionariado un grupo mexicano que aportará en torno a 1,5 millones de euros y que no se concretó en el actual proceso por inconvenientes sobrevenidos que impidieron que llegara en plazo previsto.

El club presentará un balance del pasado ejercicio con unas pérdidas de 182.806 euros, que se consideran «simbólicas» desde la entidad y y que son debidas, según explicó el club a no entrar en el 'play off' y la eliminación de la Copa en la primera ronda, lo que impidió hacer más ingresos por la venta de entradas.

Más noticias

La ampliación de capital del conjunto ovetense, que finalizó el pasado seis de noviembre, finalizó con el ingreso de 3,3 millones de euros. Esa cantidad procede de un grupo de inversión estadounidense y de un grupo mexicano. Sin embargo, el conjunto ovetense tiene comprometido una cantidad cercana a 1,5 millones más que no se ha podido concretar.

Esa cantidad pendiente procedería de un grupo inversor de México y para que se pueda hacer efectiva es por lo que en la junta de accionistas se establecerá una nueva ampliación de capital.

Las cantidades de la ampliación de capital, tanto la concretada de 3,3, como la que se espera se cubra en la nueva que se convocará, está destinada a seguir cubriendo la deuda con las administraciones de la entidad.

El hecho de destinar esas cantidades a ese fin permite al club mantener la inversión para la plantilla deportiva. En el caso de que no se hubiera puesto en marcha la ampliación, el tope salarial del club pasaría de los más de seis millones con que cuenta el club a cuatro y medio. La Liga obliga al club a tener cubierta la previsión para saldar la deuda con las administraciones y en caso de no ser así resta del techo de gasto las cantidades incluidas en los acuerdos de pago con las administraciones públicas.

El club está estudiando la fórmula con la que se convocará la nueva ampliación para que se realice con la mayor celeridad y se pueda disponer de los ingresos para los próximos presupuestos.

El pasado ejercicio en la entidad azul terminó con déficit de 182.806 euros que desde el propio club se califica de una cifra «simbólica» y que se achaca a la «no consecución de objetivos deportivos, con la no clasificación para la disputa del 'play off' de ascenso la pasada campaña y la rápida eliminación en la Copa del Rey», dos partidas por las que se habían presupuestado ingresos.

En la cuenta de pérdidas y ganancias de la entidad figuran en el apartado de gastos, 7,3 millones de euros de la plantilla deportiva, de los que 6,5 corresponden al personal deportivo «inscribible» y 8.41.746 al «no inscribible».

Por su parte, el personal no deportivo implicó un gasto de 1,2 millones de euros y los gastos de explotación ascendieron a 3,7 millones de euros a lo largo de la pasada temporada. En el apartado de ingresos, la principal partida es la derechos de televisión, que supuso 6,2 millones de euros, seguidos por los de abonados, que ascendieron a 2,9 millones. Además, las ventas de la tienda supusieron algo más de un millón de euros.

Uno de los aspectos más destacados del apartado de ingresos de la pasada campaña fue el incremento por publicidad, que fue más del doble que en ejercicio anterior. En concreto, se pasó de 890.124 en la temporada 15-16, a 2.082.265 en el 2016-17. Los diferentes acuerdos con patrocinadores han ido ganando peso en los presupuestos de la entidad a lo largo de los últimos años, algo que colabora de forma sensible al equilibrio del balance.

Uno de los objetivos marcados por el Grupo Carso a su llegada a la entidad oviedista fue la deuda 'cero' de la entidad para garantizar la viabilidad de la misma y poder afrontar nuevos retos deportivos. Ese objetivo tiene el horizonte de la temporada 18-19, tal como explicó Arturo Elías en la entrevista concedida hace un par de meses, con lo que se cumpliría el plazo de cinco años marcado en 2014.

En las cuentas del club se confirma que la deuda se ha visto minorada en 12,4 millones de euros, es decir, en un 85% de la que había inicialmente. Al final de la presente temporada la deuda que el club mantendrá con las administraciones públicas, Agencia Tributaria y Seguridad Social, será de 2,3 millones de euros, que serán satisfechos a lo largo de la próxima campaña 2018-2019.

En cumplimiento del convenio con la Agencia Tributaria y Seguridad Social renovado en el año 2014, el club informó que el pasado mes julio se abonaron 600.000 euros; en el mes de septiembre 750.000 euros y en diciembre está previsto el último pago de este año que será de 172.000 euros. En el año 2018 el club deberá pagar 750.000 euros en el mes de marzo.

El cumplimiento de estos plazos con las entidades públicas dejará para la siguiente temporada la deuda en 2,3 millones que se cubrirán mediante el cumplimiento del acuerdo del año 2014 para dejar finalmente la deuda de la sociedad a cero, lo que no sucedía desde prácticamente la transformación en sociedad anónima.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos