Dos caminos para conquistar el Reino

Dos caminos para conquistar el Reino

Anquela prepara el pulso táctico en León ante De la Barrera, el técnico más joven de Segunda

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

En plena madurez deportiva, Juan Antonio Anquela todavía disputaba la segunda mitad de la que a posteriori sería su única temporada como atacante en Primera División cuando nació su adversario en el decisivo pulso táctico que tendrá que librar este domingo. El 18 del mes que inauguraba el año 1985 arrancó la trayectoria vital de Rubén de la Barrera, entrenador de la Cultural Leonesa, el obstáculo que deberá superar el conjunto oviedista en su esprint hacia el 'play off'.

El Reino de León, abarrotado por ambas aficiones, será el punto estratégico que desenmarañe las temporadas del Real Oviedo y la Cultural, guiados por dos entrenadores muy diferentes dentro y fuera del campo. De los veintidós técnicos, solo Enrique Martín Monreal supera a Juan Antonio Anquela en número de partidos dirigidos en Segunda, la categoría en la que desembarcó el pasado verano la ambiciosa propuesta de Rubén de la Barrera, el elegido para comandar el proyecto en España de la poderosa Academia Aspire.

Más Real Oviedo

La precocidad ha marcado siempre la trayectoria del técnico coruñés, el más joven de la categoría de plata, que a los dieciocho años colgó las botas tras brotar definitivamente su vocación por los banquillos. Arrancó con el benjamín B del Ural y no tardó en alcanzar la Tercera División de la mano del Villaralbo zamorano, al que llevó a luchar por el ascenso antes de encontrar el trampolín en su fulgurante progresión en Guijuelo.

En la localidad salmantina se confirmó como entrenador 'pata negra' de Segunda B, en la que comenzó a fraguarse la leyenda de Rey Midas de fútbol modesto que acompaña a Juan Antonio Anquela. Ambos comparten minuciosidad en el trabajo diario y afán por no dejar cabos sueltos en la gestión del vestuario, aunque lo verbalizan de manera muy diferente.

Mientras que el discurso del técnico gallego está repleto de tecnicismos, el capitán de la nave oviedista recurre a un lenguaje más llano, jalonado de chascarrillos que a menudo sacan la sonrisa de su afición, que ha llegado a convertir alguna de sus respuestas en sala de prensa en lema motivador. Dos maneras de expresar un pasión por el fútbol que este domingo chocarán en una cita a la que ambos llegan en momentos opuestos. Sin margen de error, el técnico oviedista espera prolongar la inercia victoriosa tras su victoria sobre el Sevilla Atlético y el gallego necesita subsanar el borrón cometido en Tarragona, donde su equipo sufrió una contundente derrota que él mismo calificó como la peor de la temporada.

Admirador del exentrenador oviedista Juanma Lillo y con una propuesta de juego alegre a la que ha ido agregando un componente más pragmático, disputará con la amenazante soga del descenso su segunda batalla con Anquela. La primera se la apuntó el andaluz, que desarboló al conjunto leonés y anticipó la Navidad a los aficionados azules al regalarles la victoria más holgada del curso. Un desenlace que esperan repetir para conquistar León y despejar el camino hacia el 'play off'.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos