Real Oviedo

Real Oviedo | «No debemos perder la humildad»

Juan Antonio Anquela da indicaciones a sus jugadores durante un entrenamiento en El Requexón./ELOY ALONSO
Juan Antonio Anquela da indicaciones a sus jugadores durante un entrenamiento en El Requexón. / ELOY ALONSO

Anquela considera al Huesca, su exequipo, el mejor conjunto de la categoría | El técnico azul elude hablar del mercado de invierno, pero reconoce que la salida de Owusu hace que necesiten más efectivos para el ataque

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

El partido de mañana será especial para Juan Antonio Anquela. El técnico se enfrentará al equipo que entrenó la pasada temporada y al que logró clasificar para el 'play off' de ascenso: el Huesca, un conjunto al que el preparador azul considera el mejor equipo de la categoría en la actualidad.

El entrenador del conjunto carbayón, en cualquier caso, insistió ayer en que los suyos no deben perder la humildad pese al buen momento por el que atraviesan. Anquela también apeló a la responsabilidad de no fallar a la afición debido al apoyo que se le está ofreciendo al equipo.

Más noticias

En relación al mercado de invierno, Anquela no quiso entrar en detalles, pero si dejó claro que la salida de Owusu les deja con la necesidad de reforzar esa posición.

Los azules retoman la competición tras venir del mejor momento de la temporada. El entrenador afirma que «estos parones a veces no sabes por dónde van a salir». Por ello asegura que «lo único que quiero es que mi equipo siga compitiendo, siga en la línea en la que acabó y que no perdamos la cara al campeonato porque eso sería un error grandísimo».

Lo que no oculta el entrenador oviedista es el buen momento de los suyos: «Es evidente que ahora mismo somos un equipo complicado, que está haciendo las cosas bien y ese es el camino a seguir, el resto es engañar y mentir, ver cosas que no me gustan». Pero advierte de los peligros que puede tener el exceso de confianza o de creerse superiores a cualquier rival. «Lo primero que nunca debemos de perder es la humildad, el respeto al fútbol y a los rivales, y más a este, que lleva mucho tiempo sin perder en casa y jugando muy bien al fútbol», matiza.

Una vez más, Anquela tuvo palabras de elogio para el apoyo que están recibiendo de la afición. El técnico reconoce que a él le da «mucho miedo que la gente se ilusione porque soy muy responsable, no quiero fallar a nadie y aquí jugamos con la ilusión de muchísima gente». El entrenador añade que «ser del Oviedo es una religión aquí y me parece precioso».

Por ello, lo que quiere es estar a la altura de los seguidores azules, algo que considera «muy difícil, muy difícil -reitera-, no podemos decirle a la gente que no se ilusione, jamás, solo que nos ayuden y sepan que eso es muy complicado».

También recalca que lo que tienen que hacer es ofrecer el máximo esfuerzo en cada partido: «El equipo que se agrande, que no trabaje y que no pelee estará al mismo nivel. Y diría lo mismo yendo a jugar al campo del que vaya último».

El partido de mañana será especial para Anquela, que volverá a la que fue su casa en las últimas temporadas. «Volver a Huesca supone para mí una alegría, porque voy a ver a un montón de amigos, que es lo que dejo afortunadamente en los sitios por los que voy», afirma.

Además, explica que para él el partido «en lo futbolístico es una responsabilidad tremenda, como en cualquier otro partido, porque si no estamos preparados para competir y no somos el equipo que venimos siendo en esta última fase de campeonato lo vamos a pasar muy mal».

El entrenador no escatima elogios para los de Rubí: «Ahí están sus resultados, en los últimos partidos han ganado a rivales buenos, en casa han ganado prácticamente a todo el mundo y con un nivel de fútbol excelente, es el líder, juega en casa y para mí ahora es el mejor equipo de la categoría sin ninguna duda».

Sobre la ausencia del centrocampista Melero, sancionado, uno de los jugadores más importantes del equipo oscense que lleva diez goles, Anquela afirma que el Huesca «tiene una plantilla compensada y equilibrada y es evidente que falta su máximo goleador y uno de los futbolistas más importantes que tiene, pero si hablamos de bajas aquí todos tenemos un ramo increíble».

El técnico jienense no ahorra elogios para su exequipo: «Ahora mismo son superiores a nosotros porque llevan cuatro puntos más y lo han hecho mejor que nosotros». Ante eso cree que «la única solución es trabajar, correr y no perder ni la humildad ni la cara al campeonato, porque eso lo pagas, cuando te equivocas lo pagas y muy duro, y estar arriba o abajo es cuestión de dos partidos o, si me apuras, de menos».

Tampoco cree que el hecho de haber dirigido al conjunto oscense le ofrezca alguna ventaja. «Todos nos conocemos, todo el mundo trabaja con un cuerpo técnico que no para de mirar y trabajar», comenta.

El técnico no quiere entrar en muchos detalles sobre el mercado de invierno, aunque reconoce que la salida de un delantero, Owusu, hace que el equipo necesite reforzar esa posición. Inicialmente, Anquela indica que a él lo único que le preocupa es «llevar 18 jugadores en condiciones a Huesca y nada más». Sin embargo, también reconoce que en el club hay «personas que trabajan para ello y muy bien, pensando en lo que queremos o intentamos coger. Y luego será factible o no».

En este sentido, el técnico es más concreto al afirmar que «se ha ido un delantero y es evidente que no podemos arriesgar», ya que tan solo quedan Toché y Linares como delanteros en la plantilla.

El técnico jienense recuerda que «hemos estado con Toché fuera y nos ha sacado las castañas del fuego Linares, pero no podemos estar así, o no debemos». Anquela explica que él lo que tratará es de afrontar la competición con los jugadores que tenga, como ha venido haciendo hasta ahora: «No nos quejamos si vienen problemas, que los hemos tenido desde el primer día y gordos. Buscamos soluciones, unas veces acertadas y otras menos». Lo que tiene claro el técnico es que su objetivo es «construir un equipo y eso lo construyen los futbolistas con sus pensamientos dirigidos hacia un mismo sitio»

Por todo lo anterior, el técnico no pide «nada a los Reyes» y solicita que acudir a cada entrenamiento, tanto él como sus jugadores, con la «misma ilusión».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos