Real Oviedo

Real Oviedo | La diana para el rearme carbayón

Real Oviedo | La diana para el rearme carbayón

El Real Oviedo pretende ahondar en la herida del Córdoba, el equipo más goleado de Segunda | Después de completar en Granada su primer duelo liguero de la temporada sin marcar, los azules volverán al Carlos Tartiere con la esperanza de recuperar su puntería

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

Apoyado en uno de sus habituales latiguillos, acostumbra Anquela a señalar que cada jornada en Segunda División es una batalla. El Real Oviedo se vio obligado a capitular en la del pasado sábado en Granada, víctima de una emboscada que le desarboló con dos certeras escaramuzas locales de la tropa nazarí al comienzo de cada período.

En la necesaria contraofensiva, al Real Oviedo se le mojó la pólvora por primera vez esta temporada durante los 90 minutos de un duelo en el campeonato liguero. Obligado a resarcirse de esa caída en Los Cármenes, en el último día de la semana en la que la ciudad conmemora el Desarme con una fiesta gastronómica derivada de un episodio de las guerras carlistas, el conjunto carbayón espera emplear con éxito su munición para llevar al municipal ovetense la celebración con una victoria que se le ha resistido en las cinco últimas jornadas.

Más noticias

El adversario para que el ejército azul vuelva a enviar sus disparos al centro de la diana se antoja, estadísticamente, el más propicio de la categoría. Con 22 tantos recibidos, el Córdoba es el equipo más goleado de la categoría y llegará al Carlos Tartiere con la necesidad de taponar una hemorragia defensiva en la que pretende ahondar el Real Oviedo para dar continuidad a su idilio con la portería rival en su feudo desde que Anquela se hizo con las riendas del equipo azul.

La frágil retaguardia blanquiverde aguarda a Toché. Siempre con el gatillo preparado, el santomerano ha enlazado tres jornadas sin un disparo con premio. Casado con el gol desde su llegada a Oviedo, la última vez que el murciano ha acumulado dos jornadas sin marcar, en el arranque de esta temporada, se resarció con un doblete que encarriló el holgado triunfo (3-0) sobre el Reus.

El máximo artillero azul las dos últimas temporadas amenaza la resistencia del Córdoba, junto a la vertiginosa Cultural Leonesa es el equipo que más veces (16) ha recogido el balón del fondo de su portería tras un disparo rival dentro del área. El cuadro califal ha reescrito el deshonroso registro de goles en contra en su historia en la categoría de plata, que se mantenía desde hace seis décadas. En busca de desarrollar con éxito su atrevida propuesta estilística sobre el rectángulo de juego, el ya exentrenador cordobesista Luis Miguel Carrión exploró la variedad de su baraja defensiva con continuos cambios en el carril izquierdo de la zaga y su eje, pero los andaluces se desplomaron como un castillo de naipes ante un soplido cuando su adversario golpeó primero.

En un intento por reconducir la situación, el club optó prescindió del técnico barcelonés para confiarle el banquillo a Juan Merino, enfocado desde el primer día a tapar las fisuras de su entramado defensivo de un equipo que ha encontrado en Sergi Guardiola a su única certeza entre un mar de dudas. El delantero balear ha dejado su impronta goleadora en cuatro de las últimas cinco jornadas y se ha erigido en el referente ofensivo de un equipo profundamente remozado en el último mercado de traspasos.

Zarandeado por el potencial ofensivo del Barcelona B, el Valladolid y el Nástic, Merino, que se ha blindado frente a las miradas ajenas para preparar el duelo en el Carlos Tartiere, donde tratará de reconducir con una propuesta más pragmática el rumbo de un equipo que pese a verse inmerso en la zona de descenso no se ha atascado en su parcela ofensiva. Con Jovanovic lesionado, la velocidad por el costado de Jaime Romero se postula como el principal argumento para un planteamiento de repliegue y contragolpe en el Carlos Tartiere en el que cobra especial relevancia las acciones a balón parado. La precisión de Javi Lara en las acciones de estrategia obligará a Anquela a extremar las precauciones en una faceta que ya ha costado más de un disgusto a los azules esta campaña.

En lo que será un pulso por no adentrarse en un callejón que agrave un bache de resultados, los antecedentes sonríen al conjunto carbayón, que en el municipal ovetense solo ha caído en una ocasión en sus enfrentamientos con el cuadro califal, el que más centros al área de la categoría acumula en las diez primeras jornadas ligueras. De esa decena de choques ha disputado nueve en el carril derecho de la zaga blanquiverde el exoviedista Fernández, que en su regreso a casa ha ido de más a menos tras dos temporadas vestido de azul en el disparadero. Salvo giro de guión, en su regreso le tocará frenar a Saúl Berjón, lugarteniente de Toché en un Oviedo que anhela reconquistar el botín de los tres puntos.

Síguenos en:

Fotos

Vídeos