Real Oviedo

El Oviedo se diluye en Pamplona

El Oviedo se diluye en Pamplona
IÑAKI PORTO

El cuadro azul que empezó mejor y tomó ventaja acabó cediendo ante el empuje de Osasuna

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El Real Oviedo dejó escapar un partido que se le había puesto de cara en la primera mitad, cuando se adelantó con un gol de Linares. En la segunda dio un paso atrás y acabó perdiendo y con ello complicándose su acceso a las plazas de 'play off', de las que queda a dos puntos a falta de nueve.

Las palabras de Anquela en la previa, cuando dijo que necesitaba a todos los jugadores, incluso a los que no estaban entrando en las convocatorias, cobraron sentido al conocerse el once azul, ya que dos jugadores que no venían entrando en la lista, Hidi y Varela, entraron en la alineación. Lo de Varela era previsible ante la baja por sanción de Mossa, pero sorprendió más la vuelta al equipo del húngaro Hidi. La vuelta del centrocampista supuso además una modificación en el dibujo para formar con trivote en el centro del campo, junto a Folch y Rocha. La posición más retrasada fue para Folch y un poco más adelantados, Hidi a la izquierda y Rocha a la derecha. En el ataque formaron pareja Linares y Saúl Berjón, con el segundo un poco más retrasado.

2 Osasuna

Sergio Herrera; Lillo, M. Flaño, Aridane, Oier; Torró; Rober Ibáñez (Unai García, m.85), Rober Torres Fran Mérida, m.52), Borja Lasso, Quique; y Xisco (David Rodríguez, m. 70).

1 Real Oviedo

Alfonso; Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández (Toche, m.84); Diegui Johannesson, Folch (Fabbrini, m.90), Rocha, Hidi (Aarón Ñíguez, m.75); Varela; Saúl Berjón y Linares.

Goles:
0-1: min.15, Linares; 1-1: min.59, Fran Mérida; 2-1: min.83, David Rodríguez.
Árbitro:
Arcediano Monescillo, del Comité Castellano-Manchego. Mostró tarjetas amarillas a Aridane, Rober Ibáñez , Torró, Lillo, Fran Mérida, por parte de los locales, y a los visitantes Folch, Alfonso, Varela, Linares, Rocha,
Incidencias:
Tarde muy fría, con terreno de juego en buenas condiciones y unos 4000 oviedistas en las gradas.

El partido empezó como, por la alineación, parece que quería Anquela, controlando el centro del campo y tapando el mayor peligro local, que eran sus medias puntas. El encuentro estaba del lado de los ovetenses, que además aprovechaba bien los espacios para la contra.

El encuentro llegaba al cuarto de hora cuando Saúl Berjón robó un balón en el centro del campo, vio la carrera de Diegui Johannesson, que avanzó para asistir al desmarque de Linares, que controló y batió a Sergio Herrera, ajustando al poste.

Las cosas se ponían de cara para los ovetenses que veían como el rival empezaba a acusar el nerviosismo de la situación y no acababa de meterse en el partido. Desde la superioridad en el centro del campo el conjunto azul tenía el partido donde quería.

Los abundantes errores que el Osasuna cometía en la salida de balón eran una invitación constante a las contras de los azules, que con Saúl moviéndose por todo el ataque rival, propiciaba algunas situaciones de peligro. A los locales les faltaba confianza y salvo en algún disparo lejano, apenas se acercaba a Alfonso, al que le bastaba con estar atento a algún balón largo.

La primera mitad fue agonizando sin que el Osasuna despertara y, salvo en un par de saques de esquina, apenas inquietó a una de las versiones del conjunto azul más parecida al de los buenos momentos de la temporada.

Más Real Oviedo

La segunda mitad comenzó con los locales volcados sobre la portería ovetense y antes del primer minuto Alfonso tuvo que emplearse para despejar un remate escorado de Quique.

Las cosas eran muy distintas a la primera mitad y los azules no eran capaces de tener el balón, por lo que, en consecuencia sufrían bastante y veían como los navarros iban ganando metros hacia la portería. Así fue como en una acción en la que Rober Ibáñez iba a por un balón colgado al área, Alfonso le arrolló y Arcediano Monescillo señaló el punto de penalti. La pena máxima la transformó Fran Mérida, aunque el portero adivinó la dirección del disparo y estuvo a punto de despejar.

Las tablas en el marcador trajeron un momento del calma al terreno de juego, pero el dominio local empezaba a ser más insistente, aunque Saúl Berjón en una contra pudo hacer el segundo. Aunque también lo tuvo David Rodríguez en un remate de cabeza.

Anquela quiso dar un paso adelante y retiró del campo a Hidi para dar entrada a Aarón Ñíguez y buscar con su velocidad los espacios que dejaba un Osasuna cada vez más metido en el campo ovetense.

Los azules habían cedido demasiado terreno y eso lo acabó pagando a siete minutos del final, cuando David Rodríguez, en su segunda oportunidad, remató ajustado al poste un centro desde la derecha, ante el que la estirada de Alfonso sirvió de poco.

Los ovetenses pagaban así muy caro el paso atrás que dieron en la segunda mitad y al final, aunque lo intentó, lo hizo sin fe y con demasiada precipitación y errores, que se tradujeron en que apenas inquietó a Sergio Herrera.

El conjunto ovetense se complica el acceso al 'play off', ya que pese a que sigue a dos puntos, el margen de error ya ha desaparecido y cualquier tropiezo le hará quedarse fuera.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos