Real Oviedo

Real Oviedo | El sueño azul sigue vivo con sufrimiento

Folch celebra el primer tanto del Real Oviedo. /MARIO ROJAS
Folch celebra el primer tanto del Real Oviedo. / MARIO ROJAS

El Real Oviedo se impuso por la mínima al Sevilla Atlético con goles de Folch y Christian Fernández

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El Real Oviedo salvó la primera bola de partido imponiéndose con más sufrimiento del previsto al Sevilla Atlético y sigue metido en la pelea por los puestos de ´play off´, a la espera de lo que hagan los rivales.

La primera mitad del encuentro de ayer fue suficiente para haber ventilado el partido, ya que por juego y ocasiones la renta de 1-0 con la que el equipo se fue al descanso fue poco premio. En la segunda mitad, el equipo volvió a ofrecer unas sensaciones similares a las de la pasada jornada en Pamplona y acabó pidiendo la hora.

2 Real Oviedo

Alfonso; Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández; Diegui Johannesson, Folch, Rocha, Mossa; Aarón Ñíguez (Hidi, m.76), Linares (Toché, m.71)y Saúl Berjón (Fabbrini, m. 90+2).

1 Sevilla Atlético

Soriano; Cristian (Yan Eteki, m.62), Borja San Emeterio, Cachartegui; Carmona, Fede San Emeterio, Javi Vázquez (Pejiño, m.56); Diego García (Miguel Martín, m.75), Viedma; Aitor y Mena.

GOLES:
1-0, min.4: Folch; 2-0, min.56: Christian Fernández; 2-1, min.61: Folch p.p.
ÁRBITRO:
Ocón Arraiz, del Comité Riojano. Mostró tarjetas amarillas a Carlos Hernández, Christian Fernández y Diegui Johannesson y a Juan Carlos en el banquillo por protestar, por parte de los locales, y a los visitantes Aitor y Diego García.
incidencias:
Tarde soleada y con terreno de juego en perfectas condiciones.

Folch adelantó a los ovetenses a los cuatro minutos y también marcó el gol visitante en un intento de despeje de cabeza. El defensa Chrisitian hizo el segundo, que a la postre significó los tres puntos para el equipo.

La próxima estación de los azules es León, donde se enfrentarán a la Cutural, que se complica la permanencia después de ir ganando 0-2 y acabando goleada por 5-3.

Más información

No hubo sorpresas en el once carbayón, con las novedades de Mossa en el carril izquierdo, en sustitución de Varela. y Aarón Ñíguez por Hidi, volviendo el equipo a los dos pivotes de toda la temporada y con el once en el campo de los mejores momentos de la temporada.

Los de Anquela, como correspondía a la situación de los dos equipos, mucho más metidos en el partido y antes de cumplirse el cuarto minuto ya se adelantaron en el marcador. Aarón Ñíguez fue a la presión en el saque de portería para robar y poner al área, donde Folch, ajustó al palo izquierdo de la meta de Soriano. El partido se ponía de cara antes de que los aficionados se sentaran en sus localidades.

Elfilial sevillano no era capaz de tener el balón ante el aluvión azul y las ocasiones de gol se sucedían ante la portería de Soriano, que veía como, una y otra vez, los ovetenses se presentaban ante él con oportunidades claras. Aarón Ñíguez tuvo dos claras, pero no acertó en el remate.

Los robos de balón en el centro del campo eran constantes y las llegadas se sucedían, pero el acierto rematador era nulo.

El partido se había convertido en un monólogo de los ovetenses que, seguían sin acertar en la portería contraria. El Sevilla Atlético probó a Alfonso cuando se iba a cumplir la media hora de partido, con un disparo flojo de Vázquez, sin problemas para el portero.

El rival nunca dio sensación de poder crear peligro, pero el 1-0 que reflejaba el marcador dejaba las espadas en lo alto para la reanudación, cuando la realidad de lo visto en el terreno de juego hubiera merecido una ventaja mayor.

La segunda mitad comenzó de forma distina de como se había desarrollado la primera, ya que el equipo visitante dio un paso al frente y empezó mandando en el partido, lo que no había hecho en toda la fase inicial. Los azules ya no combinaban tan acertadamente como venían haciendo y eso les tenía alejados de la portería de Soriano, mientras que Alfonso ya tuvo que aparecer para intervenir en un par de ocasiones.

Sin embargo, el fútbol premió a los azules en la primera ocasión de la segunda mitad. Un centro al segundo palo de Saúl Berjón lo cabeceó de forma inapelable Christian Fernández. Cuando parecía que llegaba la calma, el partido se torció, con un autogol de Folch, al intentar despejar de cabeza.

La incertidumbre del marcador se trasladó a la grada que veía como un partido que parecía sencillo por lo visto en la primera mitad, complicar y a punto estuvo de hacerlo en un remate de Pejiño, que Diegui sacó bajo palos.

Esa jugada metió definitivamente a los visitantes en el partido, mientras que sembró de dudas a los locales. La calidad de los jóvenes jugadores de Tevenet comenzaba a verse y Anquela, que había retirado del terreno de juego a Linares para dar entrada a Toché unos minutos antes, volvió al trivote, metiendo en el campo a Hidi, por Aarón Ñíguez, en busca de volver a dominar el centro del campo.

Los sevillistas estaban volcados y el conjunto local tuvo sendas contras de Diegui Johannesson y Rocha para sentenciar, pero en ambas ocasiones los disparos salieron por encima del larguero. El partido ya no tenía dueño y era un intercambio de golpes del que se podía esperar cualquier desesnlace. Al final el marcador no se volvió a mover y los intentos del Sevilla Atlético de poner cerco a la portería local se quedaron en eso, intentos.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos