Real Oviedo

Real Oviedo | Un dispositivo 'antirremontadas'

Toché se dispone a rematar durante el entrenamiento./ELOY ALONSO
Toché se dispone a rematar durante el entrenamiento. / ELOY ALONSO

Toché demanda «más oficio» para gestionar las ventajas de los azules desde este domingo | «Deberíamos encajar menos. No es una crítica hacia la defensa, es una crítica hacia todos», argumenta el máximo artillero oviedista

IVÁN ÁLVAREZOVIEDO.

Capital por su olfato goleador, Toché ha trasladado esta temporada esa jerarquía en el vestuario. El brazalete de capitán que convirtió en icónico con su celebración en el derbi en El Molinón refleja su ascendente en la plantilla oviedista y ese rango le convierte en una de las voces autorizadas para realizar autocrítica.

Los azules han encontrado el diagnóstico de sus últimos tropiezos y se une al de las dos primeras jornadas del campeonato liguero. «Marcamos y no nos da tiempo casi ni a celebrarlo», lamenta el ariete de Santomera sobre la fugacidad de las ventajas oviedistas en el marcador. Un palo en la rueda carbayona que volvió a lastrar el conjunto dirigido por Juan Antonio Anquela el pasado lunes y provocó que se esfumase una victoria que había encarrilado en los primeros treinta minutos con dos goles de renta.

Más Real Oviedo

«Con el 2-0 deberíamos haber planteado otro tipo de partido. Deberíamos haber tocado y tocado, esperar a que pasase el tiempo y después incluso les hubiéramos pillado otra vez», argumenta el atacante murciano, totalmente consciente de que deben finiquitar la racha de remontadas sufridas. Para ello, asegura, ya han cambiado «el chip» y tienen muy presente cómo administrar los compases del duelo que dan continuidad a la apertura del marcador a favor de los oviedistas.

«En ese momento el equipo debería tirar más de oficio», asegura el máximo artillero azul sobre el protocolo de actuación, que además de una anestesia al ritmo de partido a través del manejo del cuero incluye un mayor cuidado en la defensa de las acciones a balón parado. Anquela abroncó ayer a sus jugadores ante las pérdidas de sus atacantes en un ensayo general de las maniobras ofensivas y su capitán tiene claro que la regularidad en los triunfos llega acompañada de una solidez defensiva asumida como una tarea coral.

«Deberíamos encajar menos. No es una crítica hacia la defensa, es una crítica hacia todos. En Segunda División es importante encajar poco», señala el murciano, que ya ha interiorizado que con el técnico jienense el cortocircuito a la circulación rival comienza desde los cables más elevados. «(Anquela) siempre dice que la gente de arriba van a ser sus cambios porque son los que más corren y los que más tenemos que sudar la camiseta. Pienso que es una filosofía correcta, porque al final somos los primeros defensas y tenemos que incomodar a los que sacan el balón», desvela el ariete, que no cree que estén pagando la exigencia física ante la plaga de bajas que asola a la plantilla oviedista.

«Si en la jornada siete ya estamos cansados, apaga y vámonos. Es pronto, eso a partir de la jornada 30. El equipo físicamente está bien», asegura el veterano delantero, que en la frenética actividad que depara el calendario, con tres duelos en siete días, espera situarse «en la parte de arriba» de la clasificación. A la explotación de un potencial ofensivo que les ha hecho perforar la red meta rival en cada jornada, Toché espera unir la disciplina táctica para que el Barcelona B no se sienta cómodo con el balón. El murciano, que elogia el nivel competitivo de la plantilla confeccionada para el filial 'culé', tiene clara la hoja de ruta para no incurrir en errores que los azules están repitiendo este curso. Una estratagema que incluye «tirar de oficio y si somos capaces de ponernos por delante intentar sacar el partido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos