Un entrenamiento muy concurrido y animado

Un entrenamiento muy concurrido y animado

Las vacaciones escolares del puente y el buen tiempo animaron a numerosos aficionados azules a acudir ayer a El Requexón para presenciar el entrenamiento del Real Oviedo. La presencia de niños fue destacada y al término de la sesión los jugadores posaron con los más pequeños y firmaron autógrafos. Entre ellos Toché, que sigue recuperándose de su lesión de menisco y fue de los más solicitados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos