El Real Oviedo se entrenó bajo una intensa niebla en El Requexón

Pucko, Linares, Christian Fernández, Valentini, Hidi y Carlos Hernández, entre la niebla. / ELOY ALONSO
Pucko, Linares, Christian Fernández, Valentini, Hidi y Carlos Hernández, entre la niebla. / ELOY ALONSO

La plantilla carbayona tendrá esta mañana la última sesión preparartoria antes de iniciar el viaje por carretera a Zaragoza

R. J. G. OVIEDO.

El Real Oviedo tuvo ayer la penúltima sesión de entrenamiento de la semana, a puerta cerrada, en las instalaciones de El Requexón. Un entrenamiento que estuvo marcado por una intensa niebla. El técnico preparó los últimos detalles del encuentro de mañana, en el que la principal novedad será la vuelta del centrocampista Rocha al centro del campo, tras cumplir la pasada jornada sanción por la expulsión ante el Cádiz.

Más Real Oviedo

No obstante, el técnico podría realizar otros cambios en el equipo, como la vuelta de Toché a la delantera, una vez que el murciano ya está a un buen nivel físico. Toché entraría en sustitución de Linares. En el resto del equipo no se presumen novedades, ya que el entrenador está satisfecho con el rendimiento del equipo, pese a los dos partidos sin ganar. Lo que sí podría producirse es alguna novedad en la convocatoria, ya que cuentan con opciones de volver a la misma Yeboah y Viti.

El primero fue sustituido por Pucko en la lista para enfrentarse al Albacete, mientas que el canterano ya está completamente recuperado de su lesión y es un jugador en el que el técnico tiene depositada su confianza desde la pretemporada. El entrenamiento de esta mañana será antes de lo habitual, a las 9.30 horas, para, a continuación, iniciar el viaje por carretera a Zaragoza.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos