Un equipo con «los pies en la tierra»

El jugador uruguayo del Oviedo, Cotugno, en El Requexón. / ELOY ALONSO
El jugador uruguayo del Oviedo, Cotugno, en El Requexón. / ELOY ALONSO

El mensaje de Anquela de evitar cualquier euforia ha calado en la plantilla azul | El defensa Cotugno cree que han encontrado el camino, que no es otro que el trabajo de cada día y no mirar más allá del siguiente encuentro

R. J. G. OVIEDO.

Una vez consolidados el sistema y el estilo del equipo, que le han llevado a ganar siete de los últimos ocho encuentros, el principal objetivo de Anquela es que la complacencia o la confianza no se instale en el grupo.

El entrenador en cada rueda de prensa de las últimas semanas insiste en desterrar cualquier atisbo de euforia y parece que lo está logrando. El uruguayo Cotugno, que el pasado sábado se estrenó como goleador, así lo dijo tras el encuentro, cuando afirmó que «lo que nos transmite el míster es ir partido a partido y estar con los pies en la tierra», aunque el defensa reconoce que la «ilusión siempre está».

El joven futbolista azul cree que, pese al buen momento, lo importante es estar «tranquilos» y ser conscientes de que el crecimiento que tienen es bueno, por lo que quiere «seguir por este camino, por el trabajo. No ha cambiado nada desde el principio»

Además, elude referirse a metas a largo plazo y apunta que «el objetivo es el del primer día, es el trabajo en el día a día, el ir partido a partido». Del mismo modo, recuerda que hay que ir cubriendo metas poco a poco: «El primer objetivo siempre fue el mantenernos en la categoría. Primero hay que lograr ese y, después, ir paso a paso».

Lo que no oculta Cotugno es que «estamos en un buen momento» y apunta como una de las claves que «los que están entrando, los once, se dejan todo dentro de la cancha, en partidos difíciles en los que no se puede jugar mucho por el campo, pero se dejan todo».

En una línea similar se pronuncia otro de los goleadores del pasado sábado, Aarón Ñiguez, que volvió al equipo y lo hizo con buen pie. «Nuestro pensamiento siempre fue ir partido a partido», afirma y recuerda que «cada partido es un mundo». «Cuesta mucha sumar tres puntos, ahora mismo estamos en una buena dinámica, con cinco victorias seguidas», hace hincapié, pero insiste en que «hay que intentar dar lo máximo posible porque sabemos que vendrán momentos menos buenos».

El extremo ilicitano cree que el equipo afronta el parón navideño en una dinámica muy buena, lo que les va a permitir disfrutar más de las fiestas, pero avisa que también se las tomarán «mirando ya de reojo a Huesca», donde los oviedistas retomarán la competición el próximo siete de enero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos