«El equipo siempre que compite tiene muchas opciones»

Linares intenta llevarse un balón ante Carlos Hernández, en presencia de Varela. /  ELOY ALONSO
Linares intenta llevarse un balón ante Carlos Hernández, en presencia de Varela. / ELOY ALONSO

Linares confía en lograr una victoria ante el Lugo con el apoyo de la afición y advierte de que es clave igualar el nivel de intensidad de los rivales

R. J. GARCÍA OVIEDO.

La hora de Linares parece haber llegado. El aragonés es la principal opción que Anquela maneja para la delantera ante la ausencia de Toché. El aragonés, uno de los capitanes de la plantilla, cree que el equipo está capacitado para dar un paso adelante y comenzar a remontar el vuelo para dejar atrás una situación que, reconoce, «no es la ideal, pero tampoco agónica».

Para ello lo importante cree que es mantener la calma, porque «es un mundo lo que queda», pero asume que necesitan «sumar de tres en tres cuanto antes». El domingo no será fácil, ya que llega el Lugo como líder al Carlos Tartiere. El delantero, sin embargo, es optimista con el rendimiento del equipo como local. «Viene un rival muy complicado, pero en casa somos capaces de conseguir cualquier cosa. Nos creemos un poco mejores siempre por el empuje de la afición. Esperemos que eso ocurra el domingo».

Linares admite que que la derrota de Alcorcón hace que la semana sea distinta, pero insiste en su mensaje positivo y asegura que ante todo están «ilusionados por jugar otra vez en el Tartiere y que los tres puntos se queden en casa».

Además, el delantero, que cumple su cuarta temporada en el conjunto ovetense, recuerda que aún quedan 30 jornadas, aunque no oculta que «queremos alejarnos de esa zona peligrosa lo antes posible» y para ello el Carlos Tartiere debe ser «un fortín y sumar los tres puntos, independientemente de que estemos bien o mal».

La experiencia le hace ser consciente de que están en una «categoría complicada, sobre todo cuando se presupone que tienes equipo para estar más arriba o desahogado», pero considera que la del equipo «no es una situación agónica, estamos a un partido de reengancharnos, quedan treinta jornadas y el equipo siempre que compite tiene muchas opciones de ganar».

Una de las claves para poder volver a zonas más altas de la tabla es lograr un triunfo ante el Lugo. «Si ganamos el domingo tendremos opciones de acercarnos arriba», explica. Por ello afirma que la plantilla solo piensa en el partido de Lugo «que es el más cercano e importante ahora mismo»

Lo que si tiene muy claro el de Fuentes de Ebro es que no cabe afrontar ningún partido sin la máxima intensidad. «En cuanto compites por debajo del rival no tienes nada que hacer. Si no igualas en concentración no tienes nada que hacer» y con esa premisa considera que «siempre que estemos al nivel físico y mental del rival tenemos calidad para ganar».

La ausencia de Toché le abre la puerta a tener más continuidad y poder estar en el once inicial. Lo primero que deja claro Linares es que «Toché para nosotros y para cualquier equipo de esta categoría es vital», pero reconoce que lo que para unos es una desgracia «para otros supone una oportunidad y ahora me toca a mí aprovecharla».

Además, también dejó clara su disposición a cumplir lo que le pida el entrenador: «Me adapto a todo lo que me dicen, pero yo siempre he sido delantero centro, en línea con los defensas y pisando área. Pero mientras este en el campo, como si me piden que lo haga de lateral».

Ante la oportunidad que ahora se le presenta, Linares no duda de lo que tiene que hacer: «El trabajo es lo único que está en mi mano, tengo 35 años y mi filosofía es que lo único que no es negociable es correr, pelear y dejarlo todo hasta que pite el árbitro». Eso es algo que el entrenador ya le ha reconocido públicamente. Finalmente, dijo que «tengo ganas de marcar pero no me obsesiono con el tema de rachas como si hubiera jugado 4 o 5 partidos y no hubiera anotado».

Fotos

Vídeos