El equipo tendrá hoy la última sesión de entrenamiento de la pretemporada

R. J. GARCÍA OVIEDO

Una vez finalizados los partidos de pretemporada, los azules se entrenarán esta mañana en El Requexón y mañana tendrán descanso. Será la tregua que preludie a la recta final de la puesta a punto para el inicio de la competición , fijada para el domingo en el Carlos Tartiere (19 horas) ante el Rayo Vallecano.

Los de Anquela, tras nueve amistosos y una alta exigencia, entran en la última semana para realizar el habitual trabajo de descarga. Aunque en el caso de jugadores como Mariga, Hidi y Cotugno, que llegaron más tarde van a tener carga extra para ir adquiriendo ritmo de competición y recuperar la desventaja con sus compañeros.

Para el resto del equipo se espera un trabajo con menos carga física y más táctica, además de las primeras charlas del técnico sobre el rival del domingo, el conjunto vallecano.

En principio, para la primera jornada están descartados únicamente Fabbrini y Varela, mientras que habrá que esperar a cómo evoluciona a lo largo de la semana el lateral izquierdo Chrisitan Fernández, que aquejado de un golpe en la costilla lleva sin entrenarse desde el pasado jueves. El resto de la plantilla estará a disposición del entrenador para el comienzo del campeonato.

La actividad no solo va a estar en el terreno de juego, ya que se espera que la próxima semana se pueda cerrar la llegada de un delantero para completar la plantilla, aunque no están descartadas otras incorporaciones, en función de las oportunidades que ofrezca el mercado en los últimos días.

La otra posición que le gustaría mejorar al técnico es la mediapunta, donde la lesión de Fabbrini le ha dejado sin un jugador específico para esa posición, lo que le está haciendo buscar soluciones dentro del equipo.

Fotos

Vídeos