Los dos equipos tendrán esta mañana su última sesión de entrenamiento

R. J. G. OVIEDO.

El horario marcado para el encuentro de hoy ha hecho que tanto el Real Oviedo como el Zaragoza tuvieran que modificar su plan de trabajo a lo largo de la semana. De hecho, los dos equipos tienen previsto realizar esta mañana una sesión de activación por la mañana en Oviedo.

En el caso de los maños, que llegaron a primera hora de la noche de ayer a la ciudad, se entrenarán en el estadio de San Gregorio, mientras que los carbayones lo harán, a las doce de la mañana, en el Carlos Tartiere y, posteriormente, se concentrarán en el hotel Ayre hasta la hora del encuentro.

Este tipo de entrenamientos, que son habituales cuando los partidos son a última hora, suelen incluir carrera continua, estiramientos y algo de balón para refrescar ideas antes del encuentro.

Los que aprovecharán la sesión para seguir con sus procesos de recuperación son Mariga, Diegui Johannesson y Varela, que son los tres componentes de la plantilla azul que se encuentran en la fase final de su recuperación. Alguno de ellos, de hecho, podría estar en condiciones de entrar en la lista para Barcelona. Fabbrini, Hidi, Edu Cortina y Viti, por contra, parece que tendrán que esperar.

El conjunto zaragozano se entrenó ayer en la ciudad deportiva y posteriormente Natxo González facilitó la convocatoria, que está compuesta por Cristian Álvarez, Ratón, Delmás, Ángel Martínez, Verdasca, Mikel González, Jesús Valentín, Zapater, Javi Ros, Eguaras, Raúl Guti, Febas, Oyarzun, Buff, Papunashvili, Toquero, Borja Iglesias y Vinicius.

La principal novedad en la lista es la vuelta de Javi Ros, que en la última convocatoria no estuvo presente. Además de las bajas de Benito y Grippo, el técnico ha descartado a Pombo, por decisión técnica, así como a los canteranos Lasure, Zalaya y Raí Nascimento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos