«Hay muchos errores por corregir», reconoce Forlín

El central argentino, que ha combinado el eje de la zaga con la medular desde su llegada a Oviedo, señala que no ha llegado a su mejor nivel

I. ÁLVAREZ OVIEDO.

De regreso a la alineación la última jornada tras su ausencia en Santo Domingo, Juan Forlín fue la bisagra que permitió a Juan Antonio Anquela abrir la puerta del cambio de sistema. Ubicado en la medular en la formación inicial, retrasó su posición unos metros en el reajuste táctico ordenado por el entrenador oviedista al verse por detrás en el marcador.

«Estoy para sumar donde me necesite el míster. Obviamente desde chico y el último año jugaba de central y es donde más cómodo me siento, pero estoy para ayudar», expone el central nacido en la ciudad rosarina de Reconquista, que confirma que «el equipo se acopló bien» a un sistema empleado por primera vez y el paso de los minutos les hizo sentirse más cómodos. «Es una alternativa que tendrá el míster», señala el argentino, que no se deja seducir por el dulce paladeo de los tres puntos sumados y se mantiene autoexigente.

«Estamos contentos por la victoria, porque se trabaja mejor, pero somos conscientes de que hay muchos errores por corregir», sostiene el exjugador del Querétaro, «partidario» de prestar mucha atención a los fallos tanto en los triunfos como en las derrotas sin obviar que con los primeros «pasan más desapercibidos» los aspectos en los que conviene hacer hincapié. «No era un partido fácil, necesitábamos la victoria y la afición estuvo espectacular», indica agradecido al apoyo de la grada del Carlos Tartiere. Una fidelidad sobre la que ya tenía referencias previas que no han evitado que le haya encandilado al vivirla desde dentro en un encuentro «vibrante», más placentero para el espectador que para el futbolista.

Forlín, que fue uno de los últimos refuerzos en incorporarse a las órdenes de Juan Antonio Anquela, reconoce que no ha llegado a su techo de forma. «Me falta mucho por mejorar y para eso hay que trabajar», explica sin ambages, con la confianza de poder completar una buena temporada a nivel colectivo e individual en su tercera etapa en el fútbol español. «Estoy muy contento en la ciudad, en el club y con el estadio. Sigo igual de ilusionado que como si estuviésemos peleando por ser primeros en la clasificación. Esa es la mentalidad y mi ilusión hoy por hoy», concluye.

Fotos

Vídeos