Real Oviedo

«En la expulsión, gente que haya jugado al fútbol no puede pitar ni falta»

Linares, junto al cuarteto arbitral y el capitán cadista Servando. / ISMAEL MOLINA
Linares, junto al cuarteto arbitral y el capitán cadista Servando. / ISMAEL MOLINA

Anquela considera que les faltó «defender con más agresividad un par de jugadas» e indica que «estábamos convencidos de que con diez podíamos ganar»

R. J. G. CÁDIZ.

Entre la sensación de estar «cerca» de la victoria y la desazón tras «dos errores graves que ante un equipo como el Cádiz no se pueden cometer», Juan Antonio Anquela analizó la derrota de su equipo en el Carranza. El entrenador oviedista no se escudó en la expulsión de David Rocha para justificar el resultado, pero, cuestionado con insistencia por la jugada, valoró la acción por la que el centrocampista cacereño vio la cartulina roja en la primera parte.

«Jugar con diez claro que nos perjudica. En esa jugada, gente que haya jugado al fútbol, no puede pitar ni falta», afirmó el técnico, azul, que anunció que recurrirán la tarjeta, dejando entrever que no alberga mucha fe en que la expulsión se quede sin efecto. El preparador jienense aseguró que los azules estaban «convencidos de que con diez podíamos ganar» y considera que a su equipo le faltó «un poco más de suerte en momentos puntuales y defender con más agresividad un par de jugadas que nos han costado el partido».

Más información

«El equipo tiene fe y lo hemos intentado hasta el final», expresó el andaluz, que confesó que no mencionó la inferioridad numérica en su mensaje a sus jugadores y calificó como «una jugada clave» una acción en la que Christian Fernández rozó el segundo tanto. «Hemos tenido el 0-2 en un remate franco de Christian que era más fácil de lo que al final pareció. Esa fue una jugada clave», recordó el capitán de la nave azul, que indicó que «el fútbol es un juego de errores» y los suyos pagaron un elevado peaje por su concesión en el primer gol cadista.

«Un equipo que está ahí arriba tiene que atar todo muy en corto», apostilló el jienense, que confía en que los azules no acusen haber sufrido una derrota casi tres meses y once jornadas después. «Espero que no, pero nunca se sabe. Queríamos seguir ahí peleando y en algunas fases del partido el equipo ha estado muy bien. Hemos creado pocas ocasiones de gol, pero el rival hasta que nos hemos quedado con diez nos ha creado muy pocas», analizó el preparador azul, que aludió a la disparidad en unos criterios arbitrales frente a los que apuesta por no entrometerse.

«Dos días antes del primer partido de Liga viene un árbitro y nos explica las reglas. Todo lo que nos explicó fue lo contrario. Eso no es una crítica al árbitro, pero muchas veces no sé por dónde va el tema», indicó Anquela, que en Cádiz, como en los últimos duelos a domicilio, tuvo la sensación de haber «estado cerca» de la victoria. «Me quedo con la actitud y las ganas del equipo de hacer las cosas bien. Teníamos que haber estado un poquito más acertados», concluyó.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos