Real Oviedo

«Aún falta para el Real Oviedo que quiero»

Anquela dirigió ayer la penúltima sesión de entrenamiento. / ELOY ALONSO
Anquela dirigió ayer la penúltima sesión de entrenamiento. / ELOY ALONSO

Anquela insiste en que el equipo todavía «encaja muchos goles con relativa facilidad» | El técnico asegura que las dos últimas victorias consecutivas en Liga le permiten trabajar con más tranquilidad y confirman que están «en el buen camino»

RAMÓN JULIO GARCÍA OVIEDO.

Las dos últimas victorias del conjunto ovetense no son suficiente para que Anquela esté satisfecho con el juego del equipo. El técnico dejó claro ayer que aún queda mucho para ver el equipo que él quiere. No obstante, reconoce que para lograr eso ayudan las victorias «porque dan tranquilidad para afrontar el trabajo semanal».

«Todavía nos falta», resumió al ser preguntado si tras los dos últimos triunfos ya veía el equipo que él quiere. En este sentido, puso como ejemplo los partidos disputados ante el Almería y Sporting en los que el equipo «sí se pareció más a lo que yo quiero».

Más noticias

Además, no ocultó cierta preocupación porque considera que en constituir el bloque que él ambiciona como técnico «estamos tardando más de la cuenta». «Al principio éramos un equipo serio, rocoso y ahora hacemos goles con facilidad pero también los encajamos», lamentó el preparador azul.

Anquela insistió en que lo que quiere es que sus jugadores sepan «lo que hay que hacer en el campo» y asume que no siempre es sencillo. En cualquier caso, puntualizó que la receta es «trabajo, paciencia e insistir para hacer ver que es lo mejor para todos». No obstante, cree que «estamos en el camino, nos falta muy poco, pero nos falta. Nos lastran también las bajas, pero creo que con la gente disponible somos capaces de hacerlo y de hacerlo bien».

Las dos últimas victorias les permiten trabajar más tranquilos, pero no cambia la hoja de ruta: «El ritmo es el mismo. Trato de ser intenso siempre y eso se ve, porque es evidente que hace dos semanas la cosa pintaba bastante peor que ahora». En ese aspecto cree que no deben cambiar de planes por los resultados. «Lo que no podemos entrar es en una montaña rusa de resultados, es necesaria la tranquilidad tanto en lo bueno como en lo malo», avisa.

El entrenador no piensa en otra cosa que no sea el encuentro ante el Valladolid, que sabe que será complicado y más el reto de enlazar tres victorias consecutivas. «Es muy difícil», advierte, al tiempo que entiende que en Segunda «hay rachas» si bien el itinerario de un equipo no puede convertirse «en una montaña rusa».

Sobre el hecho de haber remontado dos partidos no hace una lectura complaciente. «Lo que me preocupa -matiza- es que tengamos que remontar. Es verdad que no hemos bajado los brazos y los últimos días se ha acentuado con la fortuna de dar la vuelta al marcador, pero lo que me gustaría es no recibir».

Finalmente, sobre el portero Juan Carlos y su temporada no tiene dudas. «He confiado en un portero que está aquí porque el año pasado se lo ganó sobradamente y al que hay que darle tranquilidad y paciencia», apuntó Anquela que pide tener «paciencia» con la figura del portero.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos