«Nos faltó fútbol y ganar las segundas jugadas»

Anquela se lamenta de una de las jugadas del encuentro. / ÁLEX PIÑA
Anquela se lamenta de una de las jugadas del encuentro. / ÁLEX PIÑA

Anquela lamentó lo mal que entró el equipo en el partido y reiteró la necesidad de mantener la intensidad en todos los encuentros

R. J. GARCÍA OVIEDO.

Anquela no estaba sorprendido por el desenlace del encuentro y reconoció al término del mismo que a su equipo le había faltado fútbol en muchas fases del mismo. El resumen que el jinenese hizo del duelo fue muy claro: «Nos faltó fútbol, sobre todo las segundas jugadas, que eran muy importantes, y que en la primera parte hemos ganado una o ninguna».

Lo que sí lamentó el técnico azul fue que sus palabras en la previa no calaran lo suficiente. «No sé si yo predico en el desierto o qué», afirmó, para rematar señalando que «de lo que yo pensaba del partido no se ha salido ni una coma del guión: difícil y desde el primer minuto nos han sacado del medio, nos han metido en nuestra área».

Por ello, estaba decepcionado porque el equipo no hubiera repetido el comportamiento de otros encuentros en los que se impuso al rival en intensidad. «Sabíamos que iba a ser así, no hemos entrado con la fuerza necesaria y el rival ha ido cogiendo confianza», indicó. No obstante, considera que tras el paso por el vestuario mejoraron. «En la segunda hemos jugado mejor», señaló, además de lamentar la ocasión de gol clara que no aprovecharon tras un saque de esquina, en un remate de cabeza de Christian Fernández que se fue por encima del larguero.

Más Real Oviedo

Lo que no quiso hacer el entrenador es quitar méritos al Albacete que, a su juicio «ha hecho un buen partido, un trabajo importante». Lo que espera de los suyos para el futuro es que se den cuenta de «dónde estamos, esta es la Segunda División y aquí sin sufrir y sin jugar bien no se gana». Por ello, expuso que «en algunas partes del partido nos han faltado unas premisas que tenemos más que sabidas». El jienense no obvió que en la reanudación «hemos competido bien» y confesó estar contento porque lograron «situaciones de gol, que no ocasiones». Concluyó que lo que toca es «seguir peleando».

En lo que insistió fue en la falta de fútbol. «Ante un rival tan bien colocado y con las ideas tan claras sin fluidez en el último pase no haces nada y nos faltó esa clarividencia», analizó.

Sobre todo, lo que quiso el técnico es que lo sucedido sirva como lección para el futuro. «Esto sigue y a ver si nos ponemos, vemos la realidad, que yo la llevo diciendo mucho tiempo, no cambio por una derrota ni por una victoria», recordó. También valoró el punto en una etapa en la que «empiezan los partidos complicados».

Sobre la labor de Hidi, dijo que «desde la primera jugada le han partido la nariz y no se ha encontrado a gusto».

En resumen, el técnico volvió a lanzar su mensaje habitual. «Hay que correr, competir y ganar duelos y segundas jugadas. Si no lo haces y sales con una marcha menos que el rival estás muerto», advirtió para concluir que esa circunstancia «puede marcar un partido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos