El filial sevillano busca su primer triunfo como local ante los azules

Tevenet no podrá contar con el máximo goleador, Carlos Fernández, sancionado, ni con Marc Gual y Álex Muñoz, lesionados

R. J. G. OVIEDO.

El filial del Sevilla fue la pasada campaña uno de los equipos revelación del campeonato, pero esta temporada no está siendo capaz de arrancar. El principal problema de los jugadores dirigidos por Luis García Tevenet se detecta en sus partidos como locales, ya que no lograron todavía ningún triunfo. Sin embargo, en las últimas ocho jornadas solo ha sufrido una derrota, además de lograr vencer al Granada a domicilio.

Los hispalenses han registrado como locales tres derrotas y seis empates. El principal problema del conjunto andaluz es su poca capacidad goleadora, ya que es, junto al Reus, el equipo que menos tantos ha logrado hasta el momento: trece.

Además, para el encuentro de esta mañana, Tevenet no puede contar con su máximo goleador, Carlos Fernández, que lleva seis goles, pero que el pasado domingo vio su quinta tarjeta amarilla. También será baja por lesión otro de los delanteros de la plantilla, Marc Gual, que está lesionado, al igual que Álex Muñoz. Ante esas ausencias, el juego ofensivo de los andaluces suele pasar por las botas de Alejandro Pozo y por otros jugadores como Curro.

El entrenador del filial sevillista destacó ayer del conjunto azul que «viene en un buen momento y que seguro que pondrá las cosas muy difíciles». No obstante, espera que «las buenas sensaciones de anteriores semanas se conviertan en victorias» y recuerda que «no hay excusas por las bajas porque quien salga, lo hará bien».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos