Real Oviedo

Real Oviedo | Forlín ofrece su versatilidad a Anquela y apuesta por «luchar cada partido»

El jugador, en el medio de Verdés y Cotugno, durante el entrenamiento de ayer.
El jugador, en el medio de Verdés y Cotugno, durante el entrenamiento de ayer. / ELOY ALONSO

El central argentino, empleado por el técnico azul como pivote en su primer ensayo táctico con el grupo, afronta su tercera etapa en España «para sumar al equipo»

IVÁN ÁLVAREZ OVIEDO.

«Lo conozco, tuve la suerte de jugar aquí y estoy muy contento de volver», expresó Juan Forlín ayer rememorando su experiencia con un balón en España, dividida en un balance positivo de cuatro años en Cataluña tras una primera toma de contacto desafortunada en Madrid. Seducido por la posibilidad de completar su formación en el filial del club 'merengue' y etiquetado entonces como una de las mayores promesas del vivero de Boca Juniors, aterrizó en el verano de 2007 en la entidad de Concha Espina con su pasaporte comunitario en vías de tramitación para cumplir ese requisito indispensable en Segunda B.

Los problemas burocráticos no se resolvieron y el zaguero, «pensando en que el pasaporte me podía llegar en diciembre», como después confesaría, se quedó en el club 'merengue'. Lo hizo entrenando, pero sin poder disputar minutos en partidos oficiales junto a una hornada de promesas entre las que brillaban con luz propia José Callejón y Parejo a las órdenes de Juan Carlos Mandiá, atrapado en una larga espera de seis meses a la que puso fin con el viaje de vuelta a Boca Juniors.

Más noticias

Una década después de esa frustrante experiencia regresa a la Península Ibérica. Con el bagaje de más de un centenar de partidos en la élite del fútbol español y como padre de tres hijos, que le acompañaron en su presentación en el Carlos Tartiere junto a su mujer Arantxa para iniciar su tercera etapa en el fútbol europeo de la mano del Real Oviedo con la idea de «sumar en lo que el míster piense que le puedo ayudar al equipo».

El central, empleado por Anquela como pivote defensivo durante su primer ensayo táctico, ofreció su versatilidad. «Es una posición que no es nueva para mí porque jugué mucho tiempo ahí. Si el míster piensa que le puedo ser útil ahí, lo haré sin ningún problema», expuso el argentino, que definió a su nuevo entrenador como un técnico muy exigente y prometió devolver al club el esfuerzo realizado para su llegada. «Hay que competir y luchar cada partido», concluyó.

Síguenos en:

Fotos

Vídeos