Francisco Rodríguez destaca la eficacia del Real Oviedo en el Carlos Tartiere

Francisco Rodríguez. /  E. C.
Francisco Rodríguez. / E. C.

El técnico del conjunto lucense considera que el cuadro ovetense entra bien a los partidos, aunque observa «falta de frescura» respecto a pasadas temporadas

R. J. GARCÍA OVIEDO.

El entrenador del Lugo, Francisco Rodríguez, destacó ayer la motivación que tiene que ser para su equipo jugar en un campo como el Carlos Tartiere. Además, cree que los de Anquela son especialmente complicados como locales por el apoyo de la afición, aunque confía en las armas de los suyos para mantener el liderato.

El técnico del conjunto lucense reconoció que tienen «ganas de ganar en un campo como este» y por eso les dijo esta semana a sus jugadores que les tiene que «ilusionar jugar en un estadio así, en una categoría como esta y ante un rival como el Oviedo». Además, espera lograr el triunfo para dedicárselo al medio millar de aficionados de su equipo que estarán en el municipal ovetense.

Respecto al equipo de Anquela, considera que está en una situación similar a la de la pasada campaña: «Les costaba mucho cuando salían de su estadio. Sin embargo, en su campo es un equipo eficaz, que tiene gol, que tiene llegada y este año le está pasando prácticamente lo mismo».

Una de las virtudes del equipo ovetense para Francisco es que «inician muy bien los partidos en el Tartiere y tienen gente arriba desequilibrante y con olfato goleador». No obstante, reconoce que la ausencia de Toché es importante, pese a que cree que «cualquiera que pueda salir puede hacerlo igual de bien».

Por todo ello, espera que el de mañana sea un partido «difícil, complicado, ante un muy buen equipo, bien trabajado por su entrenador y vamos a intentar ir a hacer las cosas bien».

No obstante considera el entrenador del Lugo que el Real Oviedo «quizás no está tan fresco como otros años, pero a la vez es un rival que, si ves partidos, las primeras medias horas de ellos son fantásticas». En este sentido, cree que el público juega un papel importante: «Los anima a que vayan a campo contrario y todo eso tenemos que manejarlo muy bien para ser inteligentes y siempre estar dispuestos para ganar el partido».

Sobre la posibilidad de cambio de sistema por parte del Oviedo, el técnico comentó que «preparamos específicamente los partidos y también actuamos de diferentes maneras según se desarrolla el mismo» y concluyó que «estamos preparados para si ellos juegan con tres o juegan con cinco. El equipo sabe actuar y sabe lo que tiene que hacer».

Fotos

Vídeos