La 'guardia pretoriana' de Anquela

La 'guardia pretoriana' de Anquela
Algunos de los futbolistas que han conformado el 'núcleo duro' de la plantilla azul durante la presente temporada. / HUGO ÁLVAREZ

El centrocampista Folch fue el jugador que más minutos acumuló. El catalán únicamente se perdió un partido esta temporada por sanción

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

La temporada que acaba de finalizar para el Real Oviedo ha dejado una cosa clara: Juan Antonio Anquela ha mantenido la confianza en un bloque corto de jugadores. El técnico mudó el dibujo varias veces a lo largo del curso, pero no tanto los futbolistas que utilizó.

Cuando la campaña iba llegando a su fin, en varias ocasiones, el técnico recordó en sala de prensa que todos los jugadores habían tenido la oportunidad de disputar minutos. Sin embargo, lo que se desprende de los números es que el técnico ha tenido una 'guardia pretoriana' de futbolistas que han acumulado la mayoría de los minutos.

La mayor parte de los más utilizados por el técnico tienen contrato en vigor para la próxima campaña, con las excepciones del defensa Christian Fernández y el delantero Linares. En el caso del primero todo apunta a que puede llegar a un acuerdo para su renovación, mientras que el delantero lo tiene más complicado y parece que el pasado sábado, ante el Huesca, fue su última temporada con la camiseta azul, después de cuatro temporadas.

El jugador que más minutos ha disputado esta temporada ha sido el centrocampista ha sido titular en todos los encuentros, solo se perdió un partido, por acumulación de amonestaciones, y solo fue sustituido en una ocasión. El jugador llegado esta campaña del Reus tiene contrato en vigor y es uno de los fichajes más rentables de la campaña.

Más Real Oviedo

Otro de los nuevos, el defensa Carlos Hernández no empezó el año como titular, pero pronto se hizo con un puesto en el centro de la zaga, para ser uno de los fijos y sumar 38 encuentros, siempre como titular.

Uno de los jugadores claves en el juego del equipo fue el ovetense Saúl Berjón, que esta campaña, completada la pretemporada con el equipo, fue decisivo en los mejores momentos del equipo, con sus asistencias y seis goles. El atacante fue titular en 40 encuentros, pero solo acabó 18 de ellos, en muchas ocasiones para reservarlo dada su importancia para el equipo y el poco recambio que tenía en la plantilla.

El cántabro Christian Fernández es uno de los jugadores de confianza del entrenador, lo que le convirtió en el cuarto jugador de la plantilla con más minutos, tanto como lateral izquierdo, como en el centro de la defensa.

Forlín llegó tarde a la pretemporada y eso le hizo tener que esperar para entrar en el equipo, pero una vez que lo hizo no salió de él, tanto en la defensa de tres centrales, como en la de dos, e incluso en el centro del campo.

Algo similar le ocurió a Mossa, que tardó en hacerse con un puesto, pero el carril izquierdo acabó siendo suyo y fue uno de los jugadores más importantes para el equipo.

Aarón Ñíguez empezó como titular, pero lesiones y bajo rendimiento en alguna de las fases del campeonato le hizo peder peso en el equipo, pese a lo que fue el séptimo jugador más utilizado. En un caso parecido estuvo Rocha, que tardó en hacerse hueco en el once, pero tuvo mucha continuidad.

El portero Alfonso debutó en la décimosexta jornada y no salió del equipo desde entonces. En el caso de Diegui Johannesson apareció y desapareció en el equipo, pero está entre lo más utilizados.

Linares participó en 36 encuentros y tuvo mucho protagonismo, sobre todo con la lesión de Toché, que fue el jugador número doce, lastrado por su lesión en Alcorcón.

El resto del equipo apenas tuvo continuidad en el once y la presencia de varios de ellos puede considerarse solo testimonial o bien para cubrir ausencias.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos