«Me hablaron maravillas de este club y no me costó nada decidirme»

Nahuel Valentini entrenó ayer por primera vez con sus compañeros. / ELOY ALONSO
Nahuel Valentini entrenó ayer por primera vez con sus compañeros. / ELOY ALONSO

Nahuel Valentini llega dispuesto aprovechar la oportunidad y espera que en pocos días adquiera el ritmo que ya tienen sus compañeros

R. J. G. OVIEDO.

El defensa argentino Nahuel Valentini explicó ayer que su llegada al conjunto ovetense es un cambio muy importante en su carrera. El nuevo jugador oviedista reconoció que no se había planteado ese cambio, pero que tras informarse del club y al ver «el gran interés que el equipo tuvo en mí y me motivo muchísimo todo: el ambiente, el interés del equipo en mi como jugador». Eso hace que este «con muchas ganas, muy motivado, quiero dar el 110% y más, espero que todo se dé bien».

El argentino comentó que había hablado con sus ex compañeros en el Spezia Jon Errasti y Juande sobre el conjunto azul: «Me hablaron maravillas de este club y no me costó nada decidirme y venir para acá».

Su idea es que la Segunda División española es «parecida a la Serie B italiana, un campeonato muy equilibrado, donde se pelea en muy pocos puntos arriba, muy ajustado todo».

«Vengo a Oviedo con muchas ganas, muy motivado, quiero dar el 110% y más»«Soy un central típico, que puede jugar también de lateral si hay necesidad»«Hay que hacer que todos tengamos el mismo objetivo, no metas individuales»

A la hora de definirse como jugador dijo que es «un central típico, que puede jugar también de lateral si hay necesidad» y cree el fútbol italiano es como 'Harvard', «una gran escuela para los defensas».

Sus primeras impresiones del equipo y compañeros fueron óptimos: «Se siente y respira un ambiente limpio y tranquilo y eso es fundamental» y añadió que el objetivo es «hacer que sea un equipo de compañerismo de esfuerzo y amor propio, y que todos tengamos el mismo objetivo, no objetivos individuales».Del mismo modo, dijo que la única forma de lograr objetivos es «esfuerzo, trabajo y dedicación».

Ahora su objetivo es ir incorporándose al grupo y prepararse para lo que el entrenador le pida: «Con los días seguramente me irá explicando y yo voy a ir entendiendo cual es la idea que tiene y que quiere del equipo y de los partidos».

Su primer reto, y para lo que ha empezado a trabajar, es para ponerse al nivel físico de los compañeros y estar disponible para Anquela.

Fotos

Vídeos