«Sin intensidad y sin competir bien es complicado ganar en esta categoría»

Anquela da instrucciones a sus futbolistas desde la banda. / SERGIO ROS

Anquela cree que es el momento de analizar lo que se viene haciendo bien y mal para buscar soluciones con vistas a los próximos partidos

R. J. GARCÍA BARCELONA.

El partido y el punto que el equipo sumó en el Mini Estadi no dejó contento a Anquela, que valoró el empate, pero cree que quedan muchas cosas por mejorar. Algo en lo que, insistió el técnico en varias ocasiones durante su rueda de prensa, fue jugar «sin intensidad» porque cree que así «no se puede competir en Segunda y menos ganar partidos».

En las últimas semanas, el entrenador está insistiendo en la necesidad de sacar conclusiones de los partidos que hace el equipo. «En el fútbol siempre hay que extraer lecciones, siempre nos están poniendo trampas», advierte. Considera clave que los futbolistas sean capaces de saber «lo que hacemos y lo que dejamos de hacer».

Sobre todo, Anquela hizo mención a aquellas virtudes que siempre han exhibido sus equipos: «Si no se compite y uno no es intenso en esta categoría, no se puede ganar, que te lo regalen es complicado». Por ello, el técnico dijo que lo que tienen que hacer siempre es «ir a ganar, hay que buscarlo y jugar al fútbol». Cree que en el encuentro ante el filial azulgrana, «por momentos nos ha costado, aunque en la segunda parte mejoramos y hemos estado cerca de ganar».

El juego azul pasó por distintas fases a lo largo del encuentro, en unas dominó y tuvo al rival sometido, pero en otras sucedió lo contrario. El técnico cree que en la primera mitad «el equipo no estuvo mal, defensivamente hemos estado ordenados. Concedimos una opción y nos costó un gol, es evidente que ofensivamente hemos creado poco».

Sin embargo, cree que la reacción fue buena tras el descanso y por ello se hicieron acreedores al empate e incluso pudieron haberse llevado los tres puntos. «En la segunda parte fuimos con más descaro arriba, tuvimos más paciencia y más posesión de balón. Empatamos y estuvimos cerca de haber ganado», comentó el entrenador.

A la vista de cómo se desarrolló el encuentro, Anquela no considera que hubieran perdido dos puntos y considera justo el empate que al final reflejó el marcador. «Hemos podido ganar, pero ellos han tenido opciones. Ellos son peligrosos con campo por delante y hacen las cosas muy bien», explicó.

Lo que quedó patente es que tras el descanso el equipo salió al campo con una predisposición diferente a la que tuvo en la parte final de la primera mitad. Preguntado por lo que había hablado con los jugadores en el vestuario, señaló que «he dicho lo que hay que decir, que vamos perdiendo, que quedan 45 minutos, que podemos remontar. Los típicos tópicos». Además de intentar ajustar determinados aspectos del juego, el técnico también les transmitió a los jugadores que «sin intensidad no se puede competir en esta categoría».

Lo que no quiso el preparador es dar demasiadas vueltas al resultado final y sí a la forma en que se produjo y a las conclusiones. «La sensación es que hemos sumado. En Segunda es importante cuando no se puede ganar, no perder», indicó el preparador azul, evitando pronunciarse sobre la justicia o no del resultado final. También quiso dejar claro que «tenemos que mejorar muchas y decirnos las cositas que interesan a la cara para seguir creciendo, por que aquí hay que sumar de tres en tres».

Finalmente, el técnico jienense, al ser preguntado por la situación que se vive en Cataluña y la posibilidad de que los equipos catalanes no jueguen en la Liga española, dijo que «no me imagino una Liga española sin los equipos catalanes. Eso es imposible, porque tienen mucho poderío y son importantes dentro de nuestro fútbol». El entrenador no quiso entrar en más detalles sobre su opinión personal y concluyó que «esto es una situación que hay gente que tiene que arreglarla porque ese es su trabajo».

Fotos

Vídeos