El Real Oviedo se centra en el viaje a La Romareda

El Real Oviedo se centra en el viaje a La Romareda
Anquela, durante el entrenamiento de ayer. / ELOY ALONSO

El centrocampista Ramón Folch no completa la sesión por precaución

R. J. G. OVIEDO.

La plantilla del Real Oviedo volvió ayer a los entrenamientos para comenzar a preparar la visita a La Romareda, en una sesión en la que el trabajo físico y la lluvia fueron los protagonistas. En el regreso a los entrenamientos no participaron el colombiano Olmes García y Varela. El primero se lesionó el pasado viernes en el entrenamiento y será baja para el encuentro ante el Zaragoza del domingo. En el caso de Varela, su ausencia se debió a problemas gastrointestinales.

Por su parte, el centrocampista Ramón Folch solo participó en la parte inicial de la sesión, el calentamiento, y posteriormente, tras unos minutos de carrera continua, se retiró. En principio, todo apunta a que se trata de simple precaución y que a medida que vaya avanzando la semana se irá reintegrando al trabajo con el grupo.

Los jugadores que participaron con más minutos en el partido ante el Albacete tuvieron un trabajo menos intenso, mientras que el resto completaron una sesión de mayor exigencia dirigida por el preparador físico, Marcos Marcén. El canterano Viti volvió a completar la sesión de trabajo con el grupo y parece completamente recuperado de sus molestias.

Más Real Oviedo

El cuerpo técnico tiene previsto el plan habitual de entrenamientos, con sesiones matinales todos los días y, una semana más, Anquela dispondrá del habitual partidillo ante el filial para ir perfilando el equipo que se enfrentará al conjunto maño el domingo.

La novedad más segura es la vuelta del centrocampista David Rocha para formar pareja con Folch, pero no se descartan otros cambios en el once inicial. Uno de ellos podría ser la vuelta de Toché que no es titular desde el pasado mes de octubre, cuando se lesionó en el partido ante el Alcorcón.

En el resto del equipo no se prevén novedades, ya que Anquela no suele ser partidario de cambios y, pese a llevar dos encuentros sin ganar, las sensaciones del equipo no parece que vayan a hacer que el jienense rote jugadores.

Lo que sí parece claro es que el italiano Fabbrini va a seguir acumulando minutos para adquirir ritmo de competición. Cuando dentro de unas semanas el técnico pueda contar con el toscano, se abrirá esta puerta, en función de las necesidades del equipo a un cambio de sistema, ya que Fabbrini llegó para ser segundo delantero. No obstante, en los entrenamientos, hasta ahora, siempre ha actuado en una de las bandas, como recambio de Saúl Berjón o Aarón Ñíguez.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos