Anquela: «Es el momento de estar tranquilos»

Anquela: «Es el momento de estar tranquilos»
Juan Antonio Anquela, durante elentrenamiento de ayer, celebrado en El Requexón. / ELOY ALONSO

Anquela, que ha sido sancionado con dos partidos, aplaude el compromiso del equipo

RAMÓN JULIO GARCÍAOVIEDO.

Juan Antonio Anquela no tiene dudas sobre el equipo, a pesar de los últimos resultados. Considera que es el momento de mantener la misma tranquilidad que tenían cuando el equipo tenía una racha mucho mejor. El técnico basa sus afirmaciones en lo que se está viendo de sus jugadores a lo largo de toda la temporada. El entrenador no se podrá sentar en el banquillo en los dos próximos partidos por sanción, pero cree que eso no va a afectar al equipo.

El técnico azul cree que llegan al compromiso de mañana «bien, como siempre» y, sobre todo, «con muchas ganas e ilusión». Es necesario según su opinión «calma». «Hay que estar tranquilos, saber que no va a ser fácil, pero que nosotros somos capaces de competir contra cualquiera lo hemos demostrado todo el año», profundizó el técnico.

Además, considera que siguen estado en una posición «más que aceptable» y que estaban preparados para afrontar situaciónes como la que atraviesan. «Hemos tenido siempre claro que vendrían momentos más complicados, que habría que estar juntos», dijo, al tiempo de destacar la importancia de «tener claro lo que se quiere y saber sufrir».

Más Real Oviedo

En lo que no tiene dudas el entrenador es en la entrega de su equipo: «Siempre da el máximo y compite en cualquier campo, se consigan o no los resultados».

No obstante, asume que la falta de buenos resultados puede traducirse en cierta ansiedad, pero eso es algo que deben gestionar. Al igual que, antes, cuando había euforia en el entorno reclamó tranquilidad, nadie debe extrañarse de que ahora pida lo mismo: «la calma necesaria para saber lo que nos venía y los terrenos que estábamos pisando».

El técnico jienense considera los baches, como el que está pasando el equipo, «son normales; todos los equipos pasan por ellos». Recordó, a este respecto, que el Oviedo ya pasó por una circunstancia similar en la primera vuelta e insiste en que lo preocupante sería que el grupo «no diese nivel o no pelease».

Reitera que los resultados llegan siempre como consecuencia de la actitud y del juego. Situaciones ambas en las que no duda de sus futbolistas. «Seremos mejores o peores, pero este equipo tiene un corazón y un alma difíciles de encontrar». Esa es una virtud que hasta ahora les ha dado resultados y en la que, afirma, se seguirán apoyando hasta el final de la temporada

Otro de los aspectos que pone de relieve el entrenador es la igualdad de la categoría y el potencial de los rivales. «Estamos compitiendo con equipos muy importantes, los que vienen por detrás lo son y los que están por delante también», pero advierte de que su equipo no es inferior a otros, «aunque nosotros tenemos que trabajar al máximo los noventa minutos y tener el pelín de suerte necesaria en cada partido. Los jugadores compiten y trabajan como unos condenados». «A la gente que hace lo que puede no se le puede pedir más», abunda.

Respecto a los errores arbitrales, el técnico no quiso buscar refugio en ellos. «Son lances y circunstancias del juego, nada más», afirma el técnico, convencido de que les pasará «a todos los equipos». «Todos tenemos motivos para quejarnos cuando nos perjudican, cuando nos benefician lo obviamos, no merece la pena seguir por ese camino porque nos despista de lo que realmente nos interesa, que es trabajar», destacó. El equipo, según su opinión, no está perdiendo la identidad y eso le hace «estar tranquilo».

En el caso de su expulsión, por la que ayer el Comité de Competición le sancionó con dos encuentros, dijo que se siente «indefenso, desprotegido ante algo con lo que no puedo luchar». Afirma que no hubiera tenido problemas en admitir su error si hubiera cometido realmente alguna irregularidad. Ahora le tocará ver dos encuentros fuera del banquillo, pero asegura que no afectará al equipo porque «tenemos todo muy claro, sabemos lo que hay que hacer y somos gente suficiente para que no se note en absoluto».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos