Juan Antonio Anquela: «De este equipo no se puede dudar»

Juan Antonio Anquela: «De este equipo no se puede dudar»
Anquela, durante una sesión preparatoria, en El Requexón. / E. ALONSO

Anquela expresó su deseo de dejar atrás la mala racha, «brindando un buen espectáculo a la afición»

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El entrenador del Real Oviedo, Juan Antonio Anquela, lanzó ayer un mensaje claro en el que expuso, una vez más, su confianza en el equipo y su convencimiento de que los resultados llegarán. Recuerda que el equipo ya demostró en la primera vuelta saber reponerse de una mala racha como la que sufren en las últimas jornadas. El técnico mantiene intacta su fe en la plantilla. «Siempre lo dan todo y lo seguirán haciendo», advirtió el preparador, convencido de que mañana ofrezcan una nueva satisfacción a la afición.

Anquela fue rotundo ayer al reiterar su confianza en el equipo ante el encuentro de mañana frente al Granada y recordó que él siempre mantuvo el mismo discurso incluso en los malos momentos por lo que dijo que «ahora que se duda de este equipo» él tiene claro que «de este equipo no se puede dudar jamás porque hace lo que puede y en casi todos los partidos da su 100% y al que da todo lo se le puede pedir más».

El técnico azul insistió en que no se van a dejar influenciar por lo que sucedió en las temporadas anteriores y recordó que en algunos momentos del campeonato estuvieron en los primeros puestos de la clasificación. «Este equipo estuvo primero un día, el día que ganábamos 0-1 en Albacete estábamos primeros y el día que ganábamos 0-1 en Cádiz segundos, hace muy poquito», recordó antes de insistir en que este equipo «volverá a hacer las cosas bien, estamos convencidos y no se puede dudar jamás».

«El equipo hace siempre lo que puede, da el 100% y no se le puede pedir más» compitiendo»

Lo que no oculta el entrenador jienense es que «estamos en una racha mala y jugamos un partido malo, el del Tenerife», pero hizo hincapié en que ante el Barcelona B y el Albacete hicieron el partido que había que hacer, pero la fortuna no estuvo de su lado. En este sentido, recordó que «la única queja que tengo de los últimos cinco partidos sin ganar la tengo de Tenerife en algunas fases, lo demás, no hay más». Para el técnico sus jugadores «hacen todo lo que pueden y dan todo lo que tienen, si no damos más es porque no sabemos o no podemos, pero sentir los colores y pelear por este equipo siempre».

Lo que no oculta el entrenador es que se hace cada vez más necesaria una victoria, tanto por lo anímico, como por la clasificación y cree que ese triunfo llegará «cuando se juegue bien, se apriete y seamos lo que queremos ser». Anquela fue claro al afirmar que lo que les está sucediendo no es nuevo y que ya fueron capaces de salir de ello. «Esta enfermedad ya la pasamos en la primera vuelta y encontramos el remedio, que es el mismo que necesitamos ahora». En este aspecto, recalcó que «la enfermedad se llama Segunda, son las rachas, y el remedio es competir, que es algo que el equipo ha hecho siempre y estoy seguro que volveremos a hacer», por lo que espera que mañana sean capaces de «brindar un buen espectáculo».

Más Real Oviedo

El técnico azul no cree que sea un problema de sistemas, ya que recordó que «en pretemporada trabajamos todos los dibujos posibles» y además, también dijo que a lo largo de su carrera se ha adaptado a las circunstancias: «He jugado cinco liguillas con el Jaén jugando con tres centrales, seguidas en Segunda B y siendo el menos goleado de todas las categorías, no es un sistema extraño para mí. Yo me adapto a lo que tengo y a lo que voy viendo según las necesidades y de hecho durante el partido raro es el que no cambiamos, aquí somos un equipo que hemos jugado de todas las maneras posible».

En lo futbolístico sí es consciente de que no están funcionando como en otros momentos de la temporada y respecto a la falta de gol lo explicó que el problema es la «movilidad y la profundidad», algo que cree que se logra «moviéndose». Anquela no oculta que «hay momentos en que queremos el balón al pie» y asume que «cuando nuestros carrileros han desdoblado y han llegado hemos sido profundos y creado ocasiones de gol. En los últimos partidos no hemos hecho esto, nuestros laterales han desdoblado menos de lo que exige y evidentemente no llegas». Para él, eso lo que provoca es que «el delantero corre y se desgasta pero sin productividad. Ya no es hacer goles es crear ocasiones de gol». El objetivo ahora es recuperar eso que les había hecho incómodos para los rivales, ya que cree que por lo demás son «solidarios», pero necesitan volver a recuperar esas virtudes.

Sobre su sanción y ausencia del banquillo, dijo que cuando sufre es «cuando estoy en casa» y que lo que le supone estar fuera del banquillo es «indefensión e impotencia».

Respecto al Granada, un equipo al que él ya dirigió, comentó que «solo hay que ver los nombres que tiene para darse cuenta de que es un equipo tremendo y que no lo va a poner nada fácil». Además destacó al extremo Machís, al que tuvo en el Huesca, del que dijo que «es una de mis debilidades».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos